El portavoz de Agricultura del PSOE en el Congreso registra una PNL para evitar la extensión de esta bacteria, que ya está en Baleares, y pide la comparecencia de la ministra para que informe de las medidas adoptadas

El portavoz de Agricultura del PSOE en el Congreso, Felipe Sicilia, exige al Gobierno que actúe “de manera más contundente ante la alarma” que está despertando la extensión de la bacteria Xylella Fastidiosa, que “ya ha perjudicado gravemente a la agricultura de Baleares”. Sicilia ha registrado, junto al diputado por Baleares Pere Joan Pons, una proposición no de ley para evitar la extensión de esta bacteria. Además, el Grupo Socialista solicita la comparecencia de la ministra de Agricultura para que informe sobre las medidas que haya adoptado.

El diputado socialista indica que esta exigencia de actuar con más determinación “es vital para la provincia de Jaén”, ya que tiene más de 66 millones de olivos y una significativa vinculación económica con el sector del aceite de oliva. “No podemos permitir una crisis de estas características en Jaén. El Gobierno del PP tiene que asumir ya su responsabilidad y articular medidas que pongan coto a esta bacteria”, pide.

“Lo que hasta ahora se ha hecho no ha demostrado más que la ineficacia del Gobierno y del Ministerio, pese a estar avisados del riesgo por haber aparecido la bacteria en Italia”, advierte Sicilia, quien reclama “que Gobierno y Ministerio trabajen junto a las comunidades autónomas para evitar que pueda propagarse esta bacteria”. “Desde el PSOE estaremos vigilantes”, afirma. El diputado socialista subraya que “no tranquilizan los argumentos del Gobierno de que es difícil que salga la bacteria de Baleares, porque también dijeron que no saldría de Italia y ya está en nuestro país”.

La iniciativa socialista alerta ante la “preocupación máxima” de los agricultores españoles por el riesgo de propagación de una bacteria transmitida por insectos que termina por matar estas especies de árboles, como el olivo, almendro, cerezo, algunas plantas ornamentales y el baladre.

Frente a ello, el PSOE insta a realizar las inspecciones necesarias para detectar la posible presencia de la bacteria Xylella fastidiosa en nuestro país; a trabajar en coordinación y con la aprobación de las comunidades autónomas, a establecer las medidas sostenibles medioambiental, económica y socialmente para evitar la extensión de la bacteria al territorio peninsular; y a tener un mayor control de las importaciones de vegetales como medida para atajar las plagas.

“Hay que obtener de la autoridades comunitarias el permiso para aplicar el protocolo de contención, que entra en el ámbito de aplicación de la situación actual, para no aplicar el protocolo de erradicación que marca la UE, porque provocaría prácticamente la destrucción del sector primario y de los sectores económicos derivados del paisaje como en el caso de la Serra de Tramuntana (Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco), ya que obligaría a destruir no solo el árbol afectado, sino los que se encuentren en un radio de 100 metros, además de hacer pruebas a los situados a 10 kilómetros a la redonda”, previene.