EuropaPress-. Dos vecinos de Jaén, A.M.M. y F.B.V., se enfrentan a dos años y medio de prisión, que es lo que les pide el Ministerio Fiscal tras acusarles de robar cerca de 9.000 kilos de aceituna en una finca de Mancha Real (Jaén).

Los hechos, según se recoge en el escrito del Ministerio Fiscal al que ha accedido Europa Press, se remontan a noviembre de 2015, cuando los acusados, “puestos de común acuerdo y animados de lucro”, recolectaron sobre 8.000 kilos de aceituna en una finca de Mancha Real. Nada extraño en plena campaña de aceituna si no fuera porque ninguno de los dos acusados era propietario ni persona autorizada a recoger el fruto.

En ese mismo mes, los dos acusados volvieron a la misma finca y recolectaron otros 978 kilos de aceituna que no se pudieron llevar porque fueron sorprendidos por el propietario. Los 8.000 kilos de aceituna se han valorado en 4.000 euros, cantidad que el fiscal les reclama en concepto de responsabilidad civil.

No es la primera vez que A.M.M. y F.B.V. se sientan en un banquillo. Han sido juzgados en varias ocasiones por hurto de aceituna, pero hasta el momento lo único con lo que han sido castigados ha sido con multas. La Guardia Civil ya estaba detrás de ellos en la campaña oleícola 2015-2016.

Al comienzo de la misma llevaron miles de kilos a las almazaras, nada raro en la provincia si no fuera porque no son propietarios de olivos. Los agentes sospechaban de que pudieran formar parte de algún grupo organizado que durante esa campaña protagonizó numerosos robos de aceituna en diversas fincas próximas a la capital jiennense. Supuestamente aportaban documentación falsificada como contratos de arrendamiento o autorizaciones para certificar el origen legal de la aceituna y así poder proceder a su venta.

Por todo ello, A.M.M. y F.B.V. se sentarán el próximo martes, 3 de julio, en la Audiencia de Jaén para responder del delito de robo. Junto a ellos, también se sentarán otras tres personas que resultaron investigadas en la causa y que aparecían como beneficiaros en los contratos de arrendamiento o en las autorizaciones simuladas.

Sin embargo, el Ministerio Fiscal no ejerce la acusación sobre estas tres personas para las que pide el sobreseimiento provisional por considerar que no ha resultado debidamente justificada la perpetración del delito.