El presidente de la Diputación de Jaén se ha reunido con el secretario de Estado de Energía y sus homólogos de Granada y Almería para abordar este proyecto

El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, ha mantenido hoy un encuentro de trabajo con el secretario de Estado de Energía, Turismo y Agenda Digital, Daniel Navia, -en el que también han participado los presidentes de las administraciones provinciales de Granada, José Entrena, y Almería, Gabriel Amat– y que ha estado dirigido a acelerar la ejecución de la línea eléctrica Caparacena-Baza-La Ribina.

Tras esta reunión, Reyes ha señalado que “el secretario de Estado de Energía se ha comprometido a contactar con Red Eléctrica de España, pero que el proyecto va a estar acondicionado a que los promotores estén dispuestos a pagar las tasas correspondientes para que esta línea se ponga en marcha”. En concreto, el Gobierno central tendrá que remitir ahora a las diputaciones de Jaén, Granada y Almería un informe que le solicitará a Red Eléctrica de España sobre cuáles son las condiciones que se exigen para poner en marcha la línea, qué demanda es necesaria y cuáles son las garantías que Red Eléctrica exige a los promotores de la utilización de la línea, de cara a ejecutar la misma.

“Vamos a esperar a que nos llegue esta documentación del Ministerio, que se ha comprometido a hacernos llegar a través de la Delegación del Gobierno de Andalucía, una información con la que nos vamos a sentar con el clúster de energías renovables para ver en qué situación se encuentra el proyecto, que va a estar acondicionado a que los promotores estén dispuestos a pagar las tasas correspondientes para que esta línea se ponga en marcha”, ha explicado el presidente de la Diputación de Jaén.

En este sentido, Reyes ha señalado la necesidad de que esta documentación “nos llegue cuanto antes y nos sentemos con los promotores para ver en qué situación se encuentran y si es posible que cuanto antes esta línea se ejecute”. Por ello, Reyes ha insistido en la importancia de acelerar este proceso y de que la documentación esté lo antes posible ya que la declaración de impacto ambiental del tramo Caparacena-Baza cumple a finales de 2019. “Por lo tanto, si no avanzamos en la ejecución de la línea, puede que los pasos que se han dado se queden atrás y el proyecto no se inicie”.