Con motivo de la Semana Europea de la Movilidad (SEM), Ecologistas en Acción Jaén, quiere incidir en que peatonalización del espacio repercutiría positivamente en muchos aspectos, incluidos los de la mejora de la economía local y recuperar el espacio para los niños.

Entre el 16 y el 22 de septiembre se celebra la semana europea de la movilidad (SEM). Su objetivo es informar, concienciar y dar participación a la ciudadanía y las instituciones locales sobre los problemas del uso del coche privado. Uno de los principales problemas de nuestras calles y ciudades son los efectos del tráfico motorizado: contaminación, ruido, ocupación del espacio público y riesgos para las personas, especialmente niños y ancianos.

Nuestras calles podrían ser más seguras, más sanas y más tranquilas si sustituyéramos parte de los desplazamientos en coche o en moto, por la bicicleta el transporte público o caminar.

El tema elegido para la SEM 2016, “Movilidad Inteligente. Economía Fuerte”, quiere destacar el impacto positivo que una movilidad inteligente y sostenible (peatonal, en bici y en transporte colectivo) puede tener sobre la economía, tanto monetarios, en ahorro de recursos, como en creación de riqueza, empleo y calidad de vida. En concreto, por ejemplo, la campaña pretende concienciar de cómo la peatonalización del espacio público favorece el comercio pequeño y local frente a la gran distribución y la gran superficie, basadas en el automóvil. Los negocios locales necesitan a los peatones.

Por ello desde Ecologistas en Acción Jaén venimos presentando desde el año pasado, una serie de propuestas relacionadas con las zonas verdes y el arbolado, la movilidad, la accesibilidad, la economía local, el patrimonio natural y cultural, la gestión de los recursos naturales y de los residuos, de la energía, de la agricultura ecológica, entre otros con objeto de transformar nuestra ciudad a mejor.

Entre estas propuestas, destacan la de semipeatonalización del centro de Jaén, convirtiendo éste, en un espacio destinado a peatones, especialmente a niños, que podrían jugar, y en las que se aplicarían las siguientes normas de circulación:

  1. La velocidad máxima de los vehículos estaría fijada en 10 kilómetros por hora.
  2. Los conductores concederían prioridad a los peatones.
  3. Sólo habría aparcamientos específicos con tarjeta de residentes.
  4. Sólo podrían parar temporalmente, residentes y comerciantes.

  5. Los peatones podrían utilizar toda la zona de circulación.
  6. Los juegos y los deportes estarían autorizados en ella.