El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) prepara la marcha a pie a Madrid para pedir la libertad de Andrés Bódalo, en prisión desde el pasado 30 de marzo. La salida de la marcha desde Jódar (Jaén) se ha retrasado del 2 al 4 de mayo para que la llegada a la capital madrileña coincida con el aniversario del 15-M. El responsable provincial del SAT, Francisco Moreno, ha indicado a Europa Press que esperan congregar a unas 400 personas de toda Andalucía a lo largo de todo el recorrido para reivindicar la libertad de Andrés Bódalo y de “todos aquellos que están sufriendo una auténtica persecución por haber defendido los derechos de la ciudadanía”. Moreno ha indicado que la partida será desde Jódar, el pueblo natal de Andrés Bódalo y donde se encuentra la acampada permanente con la que el SAT está reclamando su puesta en libertad.

La primera etapa finalizará en Úbeda (Jaén) donde “el Ayuntamiento nos está poniendo serias dificultades” para poder pasar la noche en alguna de las instalaciones municipales de la ciudad. No toda la marcha será a pie. Algunos de los tramos, según ha explicado el responsable provincial del SAT, se realizarán en autobús para poder cumplir los plazos y llegar el 14 de mayo a Vallecas (Madrid). “Son doce días de marcha y habrá que dosificar las fuerzas, pero lo haremos”, ha dicho Moreno. El día 15 de mayo, la marcha saldrá de Vallecas para terminar en La Puerta del Sol. “Vamos a ser mucha gente, la que de una manera u otra nos sumemos a esta marcha por las libertades fundamentales y cada uno lo hará de la manera en la que pueda contribuir”.

Confían que en cada etapa arrastrará a gente, que si bien muchas de ellas “no llegarán a Madrid, si que nos acompañarán a lo largo de alguna etapa”, otros se sumarán el mismo día 15 en Madrid para que “se nos oiga alto y claro”. En los días que restan hasta el 4 de mayo, los esfuerzos se están centrando en la intendencia y en cerrar etapas, sobre todo en lo que respecta a los lugares de llegada para que haya sitio preparado para hacer noche. Mientras tanto, Bódalo ya ha cumplido su primer mes en la cárcel de Jaén de una condena de tres años y medio dictada por la Audiencia de Jaén tras considerarlo culpable de agredir al entonces teniente de alcalde de Jódar, el socialista Juan Ibarra, en el transcurso de una protesta de jornaleros en la que se reclama peonadas. Moreno ha señalado que Bódalo “se encuentra fuerte” y ha indicado que el SAT va a mantener la campaña sostenida de movilizaciones hasta lograr que “Andrés salga de una vez por todas en libertad porque es inocente y porque no ha hecho nada para estar en la cárcel”.