El presidente de la Diputación destaca la mejora de la seguridad de esta vía que conecta el núcleo urbano con la A-44, en la que se modificará el trazado de dos curvas peligrosas

Los vecinos de La Guardia de Jaén han conocido de primera mano el proyecto de adecuación que la Diputación de Jaén va a llevar a cabo en la carretera JA-3220, que es el acceso norte a esta localidad desde la Autovía A-44, Bailén-Motril. El presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, acompañado por el diputado de Infraestructuras Municipales, José Castro, ha mantenido un encuentro con representantes vecinales en el que ha participado también el alcalde de La Guardia de Jaén, Juan Morillo, para mostrarles la próxima intervención que se llevará a cabo sobre esta carretera de cerca de un kilómetro y que supondrá una mejora en la seguridad vial. “Vamos a destinar una inversión de 300.000 euros para actuar en el conjunto de la carretera, pero especialmente sobre la zona de curvas peligrosas donde ha habido un alto número de accidentes de tráfico”, ha destacado Reyes.

El proyecto de obra contempla la modificación del trazado de la carretera para suavizar dos curvas peligrosas, el refuerzo del firme del resto de la vía, la mejora del drenaje superficial y subterráneo, y la renovación de la señalización horizontal y vertical, así como la colocación de una nueva barrera metálica de seguridad en varios tramos. El presidente de la Diputación ha recordado el encuentro que el pasado mes de octubre mantuvo con miembros de la Asociación de Vecinos Íntegra, “que nos trasladaron su preocupación por la seguridad de esta carretera muy utilizada por los guardeños y guardeñas, y que además fue acceso principal desde Jaén mientras actuábamos en el deslizamiento de la carretera JA-3200, que supuso una de las mayores inversiones en carreteras del pasado mandato con unos 2,5 millones de euros”.

El presidente de la Administración provincial ha insistido en la importancia de dotar de las mayores condiciones de seguridad a las carreteras secundarias y en este sentido ha ratificado el compromiso de la Diputación “para no escatimar en el mantenimiento y mejora de una red viaria provincial de cerca de 1.600 kilómetros que vertebra nuestra tierra y une a los municipios y a sus gentes”. Francisco Reyes ha subrayado que uno de los principales objetivos de la Diputación “es que los habitantes de esta provincia, independientemente del punto del territorio provincial en el que residan, cuenten con infraestructuras y servicios de calidad”, y la mejora de la comunicación viaria “es fundamental para garantizar a los habitantes de los pequeños núcleos de población el acceso a su cabecera municipal y a otras localidades de su comarca”.

Respecto a las carreteras del término municipal de La Guardia de Jaén, Francisco Reyes ha enumerado distintas actuaciones llevadas a cabo recientemente como la reconstrucción de la JA-3200, de Jaén a La Guardia, la mejora y acondicionamiento de la vía de interés agrario JV-2226, de La Guardia a Puerto Alto, realizada por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía sobre proyecto redactado por la Diputación, o las mejoras puntuales en la seguridad de la carretera JA-3200 en la zona del Puente Jontoya.