El diputado de Promoción y Turismo ha visitado hoy estos vestigios de Baños de la Encina, donde se ha desarrollado un proyecto al que Diputación ha destinado 70.000 euros

El vicepresidente segundo y diputado de Promoción y Turismo, Manuel Fernández, ha visitado esta mañana junto al alcalde de Baños de la Encina, Antonio Las Heras, y la delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta, Pilar Salazar, el yacimiento de Peñalosa, donde se han desarrollado una serie de actuaciones de consolidación, protección y puesta en valor en las que colabora la Diputación y que han convertido a este enclave “en un hito del turismo arqueológico”, según ha destacado Fernández.

El poblado de Peñalosa, ubicado en el entorno del embalse del Rumblar, es uno de los más importantes de la prehistoria de Andalucía, con más de 4.000 años de antigüedad, y en esta zona se han realizado, como explica Manuel Fernández, “unos trabajos arqueológicos para la consolidación y protección de este yacimiento por parte de la Universidad de Granada, que han sido financiados por la Diputación Provincial con cargo al presupuesto del año pasado y que han ascendido a 70.000 euros”.

El resultado de este trabajo, “y de toda la labor de complicidad entre administraciones públicas y la Universidad de Granada, que tiene lugar desde finales de los años 80, es suficientemente llamativo e importante para darnos cuenta de que nos encontramos ante uno de los hitos más relevantes de turismo arqueológico que podemos tener encima de la mesa para el presente y el futuro próximo”, subraya el diputado de Promoción y Turismo.

En este sentido, Fernández aclara que “hablamos de un proyecto de turismo arqueológico que precisa de un tiempo amplio para su ejecución y resolución, que no termina de acabarse prácticamente nunca porque siempre hay cosas que excavar y descubrir”, pero del que es necesario destacar “el trabajo que viene realizando la Universidad de Granada, que es absolutamente ejemplar”. Aún así, el responsable en materia de turismo de la Diputación precisa que “estamos ante algo más, ante la posibilidad de un producto turístico que ligue el resto de atractivos de Baños de la Encina: un pantano del Rumblar que está precioso ahora mismo, con un entorno maravilloso, y el resto de atractivos de Baños, como su castillo o el propio municipio en sí mismo, a este yacimiento de Peñalosa hasta el que se llega por un camino que bordea el embalse del Rumblar, que permite a los amantes del senderismo apreciar una de las maravillas más desconocidas de la provincia de Jaén, pero que no deja de ser tremendamente atractivo”.

Por todo ello, Manuel Fernández se ha mostrado “muy satisfecho por el trabajo realizado por la Universidad de Granada y por la apuesta continuada del resto de administraciones, del Ayuntamiento de Baños, la Junta de Andalucía y la Diputación, no solo en cuanto a este trabajo que acaba de finalizar sino también por toda la labor que viene realizándose en todos estos años, que tendrá que tener continuidad en los próximos años”. Una tarea que, en opinión del diputado de Promoción y Turismo, “nos permite pensar en un salto cualitativo del turismo en la zona, por los productos que ya conocemos y también por este hito arqueológico de la Edad del Bronce, absolutamente singular, que puede apreciarse perfectamente y que además se encuentra en un enclave precioso en estos primeros días de julio”.

En esta misma línea, la delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Pilar Salazar, también destaca “la importante apuesta” que vienen realizando desde hace años conjuntamente las dos administraciones, la Diputación y la Junta. “Un compromiso firme que supone seguir trabajando, descubriendo y poniendo en valor la extraordinaria riqueza de este enclave excepcional, que suma, y mucho, en el ya rico y extenso legado que atesora Baños de la Encina, que avanza en la parcela cultural y también, y sobre todo, en la turística”, subraya.

Según la delegada, Peñalosa es una pieza clave para seguir impulsando este destino turístico que “es un enclave único en el ámbito nacional”, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes argáricos, de la Edad del Bronce. Un poblado metalúrgico en el valle del Rumblar, que data de hace 4.000 años y que “constata que fue un importante núcleo por la intensa y masiva actividad minera metalúrgica, un sector fundamental en la historia local y en toda la comarca”.