La Junta valora el trabajo de los Cedefos en las tareas de vigilancia, detección y extinción de incendios forestales

El delegado de Medio Ambiente visita las instalaciones del centro de Vadillo en Cazorla, desde el que se cubre una superficie de 211.697 hectáreas

El delegado territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Sebastián Quirós, ha realizado esta mañana una visita a las instalaciones del Centro de Defensa Forestal (CEDEFO) de Vadillo en el término municipal de Cazorla, uno de los más antiguos de Andalucía, para conocer la actividad que se desarrolla en él, así como a sus profesionales. Junto a éste, en la provincia jiennense se encuentran los de Santa Elena, Navalcaballo, en Orcera, y Huelma.

Quirós ha puesto en valor el trabajo que se realiza en estos centros durante todo el año y, en particular, en la campaña de incendios. “Es encomiable la labor que realizan todos sus efectivos tanto en tareas de vigilancia, como de detección y extinción de incendios forestales en la unidad territorial que tienen asignada, así como prestando apoyo a otras cuando así se les requiere”, ha señalado. En esta línea, el delegado ha valorado el alto nivel de profesionalización de estos trabajadores. “Al ser los mismos que se ocupan de las tareas preventivas, son los que mejor conocen el monte. Hemos de reconocer su labor por la responsabilidad que conlleva y el alto riesgo que corren”, ha apostillado.

El CEDEFO de Vadillo, que cubre una superficie de 211.697 hectáreas, tiene como zonas de actuación preferente las Sierras de Cazorla y Las Villas, incluidas en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, así como la sierra suroriental de la provincia jiennense. Entre sus medios se encuentran tres técnicos de operaciones como directores del centro, 13 retenes, 2 grupos de apoyo, 4 vehículos contra incendios forestales, 12 puestos de vigilancia con 37 vigilantes y un helicóptero de transporte y extinción tipo Koala.

Quirós ha aprovechado su visita a las instalaciones del CEDEFO cazorleño para hacer un llamamiento a la ciudadanía, coincidiendo con la época de peligro alto de incendios, recordando que disfrute del monte y los espacios naturales, pero que, a la vez, sea responsable y extreme las precauciones para no realizar prácticas que puedan provocar un siniestro.

Cabe recordar que el dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales de Andalucía, el Plan INFOCA, permanece activo todo el año, pero en el periodo estival todos los efectivos pasan a desarrollar tareas de extinción. El dispositivo cuenta este año con un presupuesto en Jaén de 24,34 millones de euros, de los que 12,57 millones se destinan a prevención, y 11,7 a extinción. En total, el operativo cuenta con 828 profesionales.