El municipio de Villacarrillo, estrenó el 2016 con presupuesto específico para este ejercicio. Ha sido el segundo proyecto que saca adelante en pocos meses el actual equipo de gobierno pese a estar en minoría el Partido Popular, con Francisco Miralles al frente.

El anterior, de 2015, no fue realizado por el equipo de gobierno que dirigía Julián Gilabert, para no atar de manos a la nueva corporación resultante de las elecciones municipales.

En el anterior, Plataforma Ciudadana de Villacarrillo, facilitó sacar adelante estas cuentas pues se aceptaron ciertas propuestas por parte del Partido Popular y además, no querían favorecer que para las de 2016, se encargara de su posible aprobación la comisión de gobierno, en caso de estar prorrogado el presupuesto de 2014, fórmula elegida para gobernar los primeros meses del año.

Pero no ha sido necesario votar en contra, al menos eso es lo que han considerado tanto PLCV como el grupo de la Federación de Electores Independientes FADI, pues ambos se abstuvieron en la votación, facilitando que los 8 concejales populares pudieran sacar adelante el presupuesto que asciende a 11.657.000 euros, a los que se sumarian otros casi 200.000 euros si se suman los que manejan desde diversos patronados municipales. Este presupuesto, contempla una partida principal que ronda el 40 % para el capítulo destinado a personal, lo que supone 4.600.000 euros. Se recoge un montante en inversiones que ronda los 2.857.000 euros, que se acerca al 25% del total presupuestado. El concejal de hacienda, Miguel Camacho, valora además el que se pretende rebajar la deuda de tal forma que para final de año entre amortización  e intereses, se rebajaría 900.000 euros, situándose la deuda municipal por debajo de los 7 millones de euros. Al respecto matiza el concejal, que esto se va a conseguir “sin tener que pedir más crédito extra ni vender ni una sola propiedad municipal, tan solo con el ahorro y gestión de ingresos previstos”.

Lamentaba Camacho, que el Psoe no ha realizado ni una sola propuesta, pero que el resto de grupos si lo han hecho. Los socialistas votaron no a la previsión de cuentas al considerar que había partidas poco claras e “infladas”. Por su parte, Rafael Raya de PLCV, se alegró porque se han tenido en cuenta muchas de sus propuestas. Se presentaron un total de 12, que se seleccionaron de un alarga lista propuesta previamente por los miembros de este partido. Las que han sido incluidas, han sido con “una importante dotación presupuestaria”, como en el área de Agricultura con          140.000  euros, para el futuro recinto ferial, 90.000€, equipamiento y ropa para trabajadores        20.000€, para el patronato de deportes un incremento de 49.000€ dotación para equipos informáticos en la Biblioteca Municipal y para políticas medioambientales y de protección de los animales un total de 13.500€, además del  compromiso para la puesta en marcha de una de animales.

En cuanto a FADI, destaca su portavoz, Juana Mármol, que su abstención agradece la toma en consideración de las propuestas de esta formación. Dotar a la concejalía de Medio Ambiente de una partida de 5000 euros, para iniciar la creación del Centro Municipal de Protección de Animales Abandonados, destinar 2.000 euros a la promoción y conocimiento de los tradicionales Bolos Serranos, cuya moción fue aprobada por unanimidad por el pleno, dotar una partida específica con motivo del 30 aniversario de la creación de la Escuela Municipal de Deportes, que se creó en septiembre de 1986. Esta partida se destinaría a organizar diferentes eventos para conmemorar esta fecha tan señalada. No votaron a favor por diversas interrogantes sobre el presupuesto que no convencieron a este grupo político.