La subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, ha afirmado este martes que “se está intensificando” la vigilancia para detectar la posible existencia de pozos ilegales en la provincia.

Así lo ha indicado a preguntas de los periodistas ante el debate suscitado por la existencia de este tipo de prospecciones tras sucesos como el vivido en Totalán y que le ha costado la vida a Julen, el niño de dos años fallecido tras caer hace dos semanas a un pozo de este municipio malagueño.

Según ha explicado, “había un balance previo, pero realmente se está actualizando”. “No voy a alarmar ni mucho menos, ni tengo además una previsión de ello, pero hay pozos que se han hecho sin ningún tipo de permiso, que tampoco están denunciados y que no son tan fáciles de detectar”, ha comentado. Por ello, se está “trabajando en ese sentido” para reforzar una vigilancia que “ya se hacía” tanto por fuerzas y cuerpos de seguridad como por entidades como la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Al respecto, la subdelegada ha subrayado que “es una tarea que se llevaba a cabo” y “ahora lo que se está es intensificando”.