El presidente de la Diputación participa en la presentación de este trabajo coordinado por la Junta de Andalucía, en el que se recorren 130 muestras de la arquitectura tradicional

La provincia de Jaén ha centrado un nuevo volumen de la colección Cortijos, haciendas y lagares. Arquitectura de las grandes explotaciones agrarias en Andalucía, un trabajo impulsado por la Junta de Andalucía en el que se describen y documentan edificios tradicionales vinculados a la actividad agrícola. El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, ha participado en la presentación de esta obra, en la que ha intervenido el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López.

La publicación de esta obra forma parte de un trabajo iniciado a principios de los años 30, destinado a proteger y poner en valor el patrimonio agrícola andaluz. Este proyecto ha incluido la publicación de libros y estudios, exposiciones o el volcado de información en la base de datos del Instituto Andaluza de Patrimonio Histórico. De las mil piezas de arquitectura agraria registradas en la provincia de Jaén, este volumen –que ha sido coordinado por Fernando Olmedo– documenta en profundidad unos 130 elementos.