En el auditorio del Hospital de Santiago a las doce de la mañana de hoy daba comienzo una charla a cargo de D. Juan A. Navas Cortés, investigador científico del Instituto de Agricultura Sostenible del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Córdoba, acerca de la Xilella Fastidiosa, una amenaza para el sector olivarero.

La charla está organizada por el Ayuntamiento de Úbeda y el Centro de Olivar y Aceite, siendo el presidente del centro, Javier Gámez, el encargado de introducir la charla y presentar al ponente. Gámez afirma que es una obligación promover iniciativas como esta a la par que es importantísimo para el sector dar a conocer tanto este tipo de bacterias como otras para poder actuar en el caso de que se extendiese a nuestro país, máxime cuando está se encuadrada dentro de las diversas actividades propuestas dentro de la XXXIII Edición de Maquinaria Agrícola.

La idea de esta ponencia, como indica el propio Navas, es introducir al sector del olivar en Andalucía y en particular en Jaén, sobre esta bacteria que puede o no llegar hasta nuestra zona, pues en la actualidad se encuentra activa en la zona del sur de Italia causando grandes pérdidas, puesto que está destruyendo todos los olivares de la zona de Puglia.
La Xilella Fastidiosa, recibe este nombre no por el fastidio y las pérdidas que supone, sino porque manipularla en laboratorio es francamente difícil, y porque se restringe al xilema de la planta (que es por donde circula el agua y nutrientes) y cuando la bacteria lleva aquí es capaz de causar una especie de “embolia o colapso” en la planta, causando su muerte en poco tiempo, además no existen medidas, que se conozcan, para contralarla salvo el uso de insecticidas.

Ataca fundamentalmente a plantas leñosas y arbustos, en la actualidad nos preocupa el olivar pero donde ha sido más perjudicial históricamente, aclara Navas, es en el sector de la vid, cítricos, cafetales sobre todo en Centroamérica y Suramérica, en Europa prácticamente no se había descrito hasta el momento, pues como ha expuesto está afectando en la actualidad al sur de Italia concretamente en Puglia y en Córcega (Francia). Es en el año 2008 donde se detecta por primera vez causando enfermedad, aunque con anterioridad se había detectado en fronteras plantas ornamentales con esta bacteria, procedentes en su mayoría de Centroamérica, y es la teoría que se baraja como la forma en que se ha introducido en Italia, como por ejemplo plantas de café para uso ornamental en jardines.

Lo preocupante, afirma Navas es que esta bacteria tiene gran capacidad genética para mutar y adaptarse tanto a nuevos cultivos como nuevas condiciones climáticas. Lo que quiere dejar muy claro es que en España no está presente, las medidas serían controlar el material vegetal para que no entre en nuestro país. La Unión Europea ha tomado medidas al respecto para reforzar los controles, prohibiendo la importación de plantas de café provenientes de Honduras, Costa Rica,… independientemente de su uso, pues se considera que no son capaces de asegurar la ausencia de la bacteria.
Por tanto la medida más efectiva es no tener el problema, cuando la planta está infectada no se conoce tratamiento efectivo, lo más eficiente es controlar el vector, en este caso si hay algún agente de biocontrol, que podría usarse para el control de la población de los vectores, pero eso es si se detecta la bacteria. Así que como concluye Navas la prevención y la información es la mejor medida acompañada de un programa de inspección Ministerio y Consejería de Agricultura regulado por la Unión Europea en el que se establecen los análisis que se han de realizar y dar cuenta de los resultados a la comisión europea.