Los centros municipales harán llegar a las familias más necesitadas 200 potitos recogidos a través de la campaña que el sindicato ha realizado en la ciudad

 Organizada por el Sindicato de la Unión Federal de Policía (UFP), la campaña ‘Un policía, un potito’ ha llegado a Úbeda con una respuesta rotunda por parte del medio centenar de efectivos que componen la plantilla de la Policía Nacional de la ciudad. Recaudación que los responsables del sindicato han entregado hoy al alcalde ubetense, José Robles, para que sea destinada a los usuarios de los centros municipales de Servicios Sociales. Más de 200 potitos ha sido el resultado de esta campaña que se ha llevado a cabo a lo largo de los veinte días.

El alcalde, José Robles, ha destacado el esfuerzo realizado por los agentes así como el carácter solidario y de integración que una campaña como ésta supone para los agentes de la Policía Nacional. “La amplia respuesta que ha tenido esta campaña entre los efectivos demuestra el compromiso social que este cuerpo tiene con la ciudad y ayuda a que los ciudadanos perciban la realidad de un cuerpo que, en ocasiones, no es del todo reconocido”.

El objetivo de esta campaña no es otro que el de surtir de potitos a los niños de las familias más necesitadas de Úbeda, cubriendo así una de sus necesidades más básicas, la alimentación. Esta campaña de ámbito nacional se ha implantado en diversas plantillas a través de la ONG ‘Polis Solidarios’ con el único objetivo de trabajar para que los más pequeños no sufran las consecuencias de la crisis por la que atraviesan muchos hogares.

La finalidad es, según ha subrayado Pedro Lorite, representante de la Unión Federal de Policías del Cuerpo Nacional de Úbeda, ayudar a los niños más desfavorecidos de la ciudad y nos seguiremos sumando a todas aquellas iniciativas que estén destinadas a colaborar con quienes más lo necesiten”. Una campaña llevada a cabo con la colaboración de los técnicos municipales de Servicios Sociales a los que el alcalde ha agradecido su “compromiso constante por ayudar a quien más lo necesita”.

Una entrega que se ha llevado a cabo en el recién remodelado Centro de Servicios Sociales Este, en la calle Ariza, que ya cuenta con salas independientes, de forma que tras la reforma que ha realizado el Ayuntamiento se ha puesto fin a las deficiencias estructurales que presenta desde su construcción y se ha conseguido un mayor ahorro energético, mejorando así la atención a sus usuarios y el desarrollo de los numerosos programas que se desarrollan en este espacio.