La concejala de Bienestar Social, Natalia Pérez Merino, ha realizado esta mañana un resumen de los puntos más importantes llevados hoy a comisión, para, posteriormente, ser pasados por sesión plenaria.

La concejala ha comenzado hablando de las modificaciones que se han realizado en la Ordenanza Reguladora de las Ayudas a la Vivienda. “El equipo de gobierno observó una serie de deficiencias en la ordenanza y se ha optado por llevar a cabo algunas modificaciones”, ha manifestado.

Así pues, la edil ha continuado diciendo que se ha establecido un plazo de 15 días para poder aportar la documentación requerida, tras la recepción de la notificación de la tramitación favorable para percibir la ayuda.

Otra de las reformas que se han realizado ha ido encaminada a detectar y, sobre todo, erradicar la falsedad documental. “Se había detectado que varios beneficiarios no destinaban esta ayuda a sufragar los gastos en la ayuda al alquiler”, ha comentado Natalia Pérez. Desde el equipo de gobierno se ha intentado dar solución a esta situación. Para eso, la documentación que a partir de ahora se solicitará será más estricta y específica.

Además, se ha establecido un umbral económico concreto dependiendo de los miembros en la unidad familiar asociado a la renta percibida. “Se ha establecido un umbral económico, esto quiere decir que las personas que no sobrepasen esa cantidad podrán percibir la ayuda y las personas que lo sobrepasen, lógicamente, no podrán acceder a esta subvención”, ha detallado.

En definitiva, como ha manifestado Pérez Merino que lo que se persigue es llevar una gestión más eficaz y eficiente de las subvenciones concedidas, que lleguen a las personas que verdaderamente lo necesitan y que no pierda su naturaleza social.
CONVENIO CON CRUZ ROJA
Por otro lado, la concejala de Bienestar Social ha informado sobre el convenio que se firmará entre el Ayuntamiento y Cruz Roja, con el objetivo de seguir dando cobertura a proyectos referentes a valoración de necesidades básicas, inserción social, atención a la infancia hospitalizada, inserción laboral de grupos con escasa formación, mejora de socorros y emergencias, atención alimentaria y eventuales de ayuda emergente.

Como expone la propia Cruz Roja en la solicitud que ha remitido al Ayuntamiento, la mejora de sus medios de trabajo, asamblea, materiales formativos y medios audiovisuales harán posible la mejora de la ejecución de los proyectos que actualmente se llevan a cabo en la Comarcal Loma Oriente de Jaén, con sede en Úbeda, e incluso puede llegar a posibilitar el planteamiento de la implantación de nuevos proyectos demandados en la zona.

Es por ello, que desde la administración social se ayudará a sufragar equipos informáticos, material de oficina, mesas, sillas, etc. “De forma que no les falte ningún requisito para que puedan llevar a cabo la formación en las mejores condiciones”, ha comentado.

PROGRAMA DE VACACIONES POR LA PAZ 2016
En otro orden de cosas, en la comisión se ha tratado el convenio referente a la colaboración entre el Ayuntamiento de Úbeda y la Asociación de Jaén en Apoyo al Pueblo Saharaui. Así pues, desde la administración local se concederá una aportación económica para apoyar y ayudar a financiar los gastos que conlleva la puesta en marcha del programa ‘Vacaciones por la Paz 2016’, que supondrá el traslado de menores saharauis a nuestra localidad durante los meses de verano.

Como ha comentado la edil, desde el Área de Bienestar Social se han mantenido también conversaciones para que la Obra Social La Caixa aumente la partida económica que habitualmente venía concediendo, llegando a duplicarla para 2016. Así pues, la unión de esfuerzos y colaboración permitirá que puedan venir cinco niños más a nuestra localidad y que como dice el programa “estos niños y niñas tengan sus vacaciones en paz”.

COLABORACIÓN CON TRÉBOLES
Por último, Natalia Pérez Merino ha informado sobre la cooperación que se va a llevar a cabo entre el Ayuntamiento de Úbeda, el Centro de Salud Local y la Asociación Comarcal de Personas con Diversidad Fundacional de La Loma y las Villas ‘Tréboles’ para el desarrollo de talleres para personas dependientes y/o con diversidad funcional y sus cuidadores.

Como ha descrito la edil de Bienestar Social, esta aportación económica y logística favorecerá el estilo de vida saludable, la autonomía personal y la integración comunitaria, gracias a la puesta en marcha de diversos talleres orientados a la animación sociocultural (manualidades, risoterapia, talleres de lectura, expresión corporal, informática, nuevas tecnologías, baile, consejo dietético,…), grupo de autoayuda (para fomentar la red social como una estrategia fundamental y conseguir apoyo motivando relaciones entre participantes) y talleres de profesionales del ámbito de la salud y los servicios sociales.