En la mañana de hoy, el concejal Juan Francisco Tórres y el científico de Quarks Juan Antonio Jiménez Salas han presentado las actividades de este espectáculo denominado Perseidas o “Lágrimas de San Lorenzo” como se les conocen.
La conferencia del astrofísico Tomás Ruiz Lara, la instalación de telescopios en el Auditorio Torres Oscuras y el apagado del alumbrado serán las principales actividades para disfrutar de este fenómeno de la naturaleza.
Todos los años, por estas fechas, asistimos a lo que ya es un clásico en los noticieros televisivos estivales: la crónica de las Perséidas (o Lágrimas de San Lorenzo). Cita obligada dentro de la sequía noticiera del mes de agosto y arraigada costumbre popular la de mirar hacia arriba, al menos una vez al año, durante las vacaciones, y… Cegarte con una farola.
Sí, la contaminación lumínica es la gran enemiga de los aficionados a la astronomía y no son pocos los que optan por salirse de las poblaciones estos días para disfrutar mejor de la lluvia de meteoros.
Pero, en Torreperogil (Jaén), han decidido allanar el camino a esta ya tradicional comidilla veraniega. Así pues, se apagará el alumbrado del pueblo durante unas horas de las noches de máxima actividad lacrimal de San Lorenzo para que, sin necesidad de salir del pueblo, los peroxilenses puedan apreciar mejor las estrellas fugaces. Y, seguro, acompañarán la formulación de más de un deseo. Que estos se cumplan será otro cantar pero, al menos, en Torreperogil será más fácil lanzarlos al cielo mientras de él llueven estrellas.
Así pues, parte del alumbrado local de Torreperogil se apagará durante los días11 y 12 de agosto, de 2 a 3 de la madrugada. Desde las 12 de la noche y en el auditorio Torres Oscuras de la localidad, se instalarán telescopios por parte de aficionados para una observación popular del cielo que, con una pequeña y amena introducción astronómica, servirá de preludio al apagado.
Mirar a las estrellas es un espectáculo gratuito que muchas veces no es posible disfrutar desde los núcleos urbanos y que, con una pequeña ayuda, cuenta las más grandes historias. Torreperogil quiere acercar la astronomía y la ciencia a sus vecinos con esta sencilla y barata actividad que lo único que requiere es levantar la cabeza y mirar: “el cielo ya está encendido, las luces las apagamos nosotros”.