La Subdelegación del Gobierno ha autorizado la protesta convocada este jueves en Villanueva del Arzobispo (Jaén) por la Plataforma en favor de la A-32 (Linares-Albacete). El objetivo de esta nueva movilización es exigir al Gobierno central una apuesta decidida por esta infraestructura que suponga su finalización y por tanto la conexión de Andalucía con el levante español.

Según se ha informado desde la Subdelegación del Gobierno en Jaén a Europa Press, ha sido la propia subdelegada, Francisca Molina, la que este lunes ha rubricado el permiso de una protesta que comenzará en la plazoleta del santuario de la Fuensanta a las 19,30 horas, para proseguir por la JV-7041 hasta la primera salida a la N-322 y posterior ocupación de la calzada a la altura del cruce de Villanueva del Arzobispo con Iznatoraf.

Inicialmente la protesta estaba prevista para el día 22 de junio, pero se pospuso al 27, y finalmente se ha cerrado para este jueves.El resto del calendario de protestas acordado por la plataforma se queda a la espera de ver cuál es el resultado de la mesa de trabajo a la que el pasado 13 de junio se comprometió la subdelegada del Gobierno en Jaén y de la que esperan datos y fechas “muy concretas” sobre las obras, los modificados y las expropiaciones pendientes de pago.

Para la plataforma, los 39,3 millones de euros presupuestos en 2017 para la A-32 en la provincia de Jaén es una cantidad “ridícula e insignificante” puesto que supone que “a este paso la autovía la verán nuestros nietos, pero no nosotros”, según ha indicado su portavoz, Maribel Rescalvo. Mientras tanto, la actual carretera, la N-322, se encuentra en un estado “lamentable” con “un sinfín de desvíos peligrosos, el firme completamente destrozado y con numerosos puntos negros que están causando un elevado número de accidentes de tráfico”.

“Esta infraestructura no es capricho, es una necesidad, es una prioridad”, dice el escrito en el que se solicitaba el permiso para la movilización y al que ha accedido Europa Press. En dicho escrito se insistía también la necesidad de agilizar los modificados de los tramos porque de no ser así “por más que se presupuesten, jamás se verán ejecutados”.

Los PGE para 2017 contempla para la provincia de Jaén una inversión de más de 39,3 millones de euros para la A-32, sumando las partidas del Ministerio de Fomento y de la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre (Seittsa).

En concreto, el departamento que dirige Íñigo de la Serna destinará algo más de 23,5 millones a la citada autovía. Recoge 498.000 euros para el tramo Ibros-Úbeda; 16,7 millones para el tramo Úbeda-Torreperogil, 747.000 euros para el Villacarrillo-Villanueva del Arzobispo, mientras que para Villanueva del Arzobispo-Arroyo del Ojanco y Arroyo del Ojanco-Puente de Génave prevé 1,7 millones en cada caso, a los que se unen 2,2 millones de euros para el tramo Puente de Génave-límite provincial de Albacete.

La A-32 recibirá más financiación a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre, que prevé invertir 15,8 millones de euros repartidos entre los ocho millones de euros para el tramo entre Torreperogil y Villacarrillo y los 7,8 para el que va desde esta localidad a Villanueva del Arzobispo. Además, el Ministerio de Fomento contempla un millón de euros para la construcción del semienlace de la A-32 a Baeza.