Torreperogil ha sido sede durante el pasado fin de semana de la octava edición de la Feria Andaluza de la Biodiversidad Agrícola, con un amplio programa de actividades y una afluencia de público que ha superado las previsiones de los organizadores. En paralelo se celebraron las IV Jornadas de semillas locales y artesanía que completaba así, un fin de semana cargado de tradición y entrega por una soberanía alimentaria libre de transgénicos.

Se podría destacar la presentación del libro Recetario Tradicional de Torreperogil, escrito y recopilado por José Miguel Romero Molina y Josefa Talavera Garrido y que reúne el conjunto de “saberes populares” propios de una zona como es #Torreperogil. Costumbres, recetas o el uso de las plantas silvestres que constituyen un importante patrimonio cultural, que en un entorno eminentemente rural, como el de la provincia de Jaén, está especialmente ligado a las “cosas del campo”. Un libro que recopila y pone en valor parte de ese patrimonio cultural y gastronómico con un recetario, recopilando recetas de la cocina popular, que procede de mujeres de Torreperogil y que han pasado de sus abuelas a sus madres, de amigas a vecinas para reunir en un mismo libro un recetario saludable y variado.

Los homenajes también tuvieron su lugar durante el fin de semana, así Paco Checa, hortelano de los de “toda la vida” recibió un sentido homenaje por parte de la organización que ensalzó la figura de estos agricultores entregados a la tierra.

Mercado de semillas, productos artesanos y “delicias del campo”, exhibiciones como la de apicultura o extracción de aceite de oliva mediante técnicas del pasado, convirtieron el Paseo del Prado en un hervidero de curiosos y nostálgicos de las artes tradicionales ya olvidadas en una agricultura milenaria como es la del olivo.

La charla del Josep Pámies que despertó tanta expectación, no defraudó sin duda. El polémico agricultor ahondó en la necesidad de un sistema donde predominen “las mal llamadas terapias alternativas” y ensalzó el poder curativo de las plantas.

El domingo fue la clausura de la XIII Feria Andaluza de la Biodiversidad Agrícola y IV Jornadas de Semillas Locales que organizaba la Red Andaluza de Semillas, la Asociación Campesina Re-Inicia, la Asociación Eco cultural huerto de la Cora y Hortoan y donde todas la actividades principales se concentraban en el Paseo del Prado y donde volvía a estar presente la feria de productos ecológicos y artesanos, y donde volvíamos a contar con una ponencia cargada de sabiduría y que venía a cargo de Pepe Esquinas, experto internacional que habló de la importancia de los recursos fitogenéticos en la agricultura y alimentación, cerrando este con un merecido homenaje a Andrés Vargas, que fue miembro de la asociación eco cultural Huerto de la Cora y que recogía su familia.
El día avanzó con una importante exposición de variedades locales de calabaza y calabazas decoradas, además de concurso y degustación de un plato típico de la zona con es el “cuarrécano” que como protagonista acaparó un concurso de platos realizados con este manjar de la tierra.

Así se cerraba un año más esta feria de la biodiversidad y estas jornadas de semillas locales en las que se pretende alcanzar una serie de objetivos a largo plazo como recuperar la biodiversidad agraria en Andalucía, dotando a los agricultores de las variedades locales que soliciten, recuperar la tradición cultural y popular relacionada con la agricultura tradicional.

Las jornadas cerraron con música de autor un un buen sabor de boca que convierte este evento en un referente andaluz de la biodiversidad agrícola, el intercambio de semillas y el no rotundo a los transgénicos.