Rafael Valdivielso conoce las actuaciones que se llevan a cabo a lo largo de los 5,5 kilómetros de esta vía y que afrontan su recta final

Los trabajos de mejora y conservación en la carretera A-6103 de Úbeda a Sabiote, con una longitud de 5,5 kilómetros, se encuentran en su recta final. El delegado territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio, Rafael Valdivielso, junto al alcalde sabioteño, Luis Miguel López, ha realizado una visita a estas actuaciones, que incluyen actuaciones de mantenimiento de firme, mejora de la señalización y reparaciones de obras de fábrica, “con lo que se están subsanado problemas de deterioro del firme y de seguridad vial que presentaba esta vía”, ha apostillado Valdivielso.

En concreto, el objeto de la intervención ha sido recuperar la funcionalidad de la carretera, para lo que se ha rehabilitado el firme que, en su mayor parte, reflejaba el envejecimiento por el transcurso del tiempo, así como el uso intenso de esta vía. Además, se está procediendo a la señalización, tanto vertical como horizontal, y los balizamientos pertinentes. “Estamos favoreciendo las comunicaciones dentro de la comarca, así como incidiendo en la vertebración del territorio”, ha asegurado el delegado.

Esta actuación, con una aportación de la Junta de 100.000 euros, se enmarca dentro de los trabajos anuales de conservación que la Delegación de Fomento y Vivienda tiene programados, consistentes en medidas encaminadas, principalmente, a los refuerzos de firmes, mejoras de drenaje, la supresión y corrección de deslizamientos y mejoras de la seguridad vial en intersecciones y accesos.

Por último, cabe reseñar que la carretera A-6103 de Úbeda a Sabiote cuenta con un flujo medio de vehículos a diario de 2.500 a 3.000.