Multitud de actividades para todos los públicos han llenado de color las calles de la ciudad patrimonial influenciando de manera decisiva al sector comercial.

Comenzaba el fin de semana previo a nochebuena con la inauguración de las actividades en el mercado de abastos con un afluencia masiva de público durante el mismo, lo que ha supuesto una gran satisfacción para los comerciantes que allí desarrollan su labor, disfrutando incluso de música en directo.

Las calles se llenaron de color y villancicos con las actuaciones de diferentes agrupaciones por las calles comerciales. A la vez los viandantes pudieron disfrutar del paseo de coches antiguos por la “Calle Nueva”.

También hubo sitio para los festivales de villancicos y la actuación de la AMU con los cuentos de Nono Granero.

Una gran antesala para los días que se acercan.