Es época de recordar a los que ya no están con nosotros y por ello el cementerio de San Ginés se viste de gala para recibir a multitud de ubetenses que engalanarán las tumbas.

Por todo ello, el consistorio ha llevado a cabo una serie de actuaciones para facilitar el acceso de todos aquellos que quieran colocar flores. En primer lugar se ha realizado un lavado de cara ya que se han pintado las fachadas y los muros de entrada para que todo luzca brillante. Además se ha facilitado el aparcamiento de discapacitados con la señalización de diferentes plazas de aparcamiento en los aledaños del cementerio.

Estas medidas están acompañadas de otras que regulan el acceso, con el corte de la principal vía de acceso para que los peatones no tengan problemas a la hora de su acceso a pie. También se ha habilitado un solar cercano a las instalaciones municipales, lo cual aumenta en varios centenares más las plazas de aparcamiento.