El informe pericial de Policía Científica así como las indagaciones de los investigadores, desmentía los hechos denunciados, centrando las sospechas en la supuesta víctima

El arrestado preparó en su domicilio un “escenario” con el fin de consumar su engaño a la Policía llegando a autolesionarse

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Linares a un hombre que había denunciado haber sido víctima de un robo con violencia. El informe pericial de Policía Científica, así como las indagaciones de los investigadores, desmentía los hechos denunciados, centrando sus sospechas en la supuesta víctima, quien había preparado un “escenario” con el fin de consumar el engaño a la Policía, llegando hasta el extremo de autolesionarse.

En su denuncia el detenido relataba que al volver a casa, después de haber dejado a sus hijos en el colegio, alguien llamó insistentemente a la puerta de su domicilio, éste, sin comprobar previamente por la mirilla de quien se trataba ya que creía que podría ser un vecino, abrió la puerta encontrándose con un individuo que sin mediar palabra alguna, de forma sorpresiva le golpeó repetidamente arrojándole al suelo donde permaneció aterrorizado hasta que el desconocido se marchó. Pasados unos minutos, abrió los ojos y tras comprobar que se encontraba solo, evidenció como dos de los dormitorios de la vivienda se encontraban revueltos, echando en falta el dinero que le había dejado a su mujer, unos doscientos euros y la caja donde guardaba el dinero de la comunidad de vecinos vacía, sin poder precisar la cantidad exacta. Posteriormente bajó con el rostro ensangrentado hasta el domicilio de un vecino que al verlo le atendió acompañándolo hasta Comisaría.

Tenía que entregar las cuentas de la comunidad

Los agentes de Policía Científica realizaron una inspección técnico ocular donde comprobaron lo declarado por la supuesta víctima, sin embargo no encajaban diferentes manifestaciones realizadas por ésta que no se correspondían con la forma en la que, supuestamente, podría haberse cometido el robo, así como las diferentes heridas que tenía.

Con el informe pericial los investigadores centraron sus pesquisas en el denunciante que se encontraba sin trabajo y atravesando una delicada situación económica. Llamó la atención de que al ser custodio de los fondos de la comunidad, en próximos días coincidentes con lo denunciado, tenía que rendir cuentas a los vecinos, sin embargo, tal y como manifestó al ser detenido, había hecho uso del total que se encontraba en la caja, unos 400 euros, revolvió los dormitorios y se autolesionó con una piedra, fingiendo haber sido víctima de un robo con violencia.

El arrestado fue puesto a disposición de la autoridad judicial, así como los gastos derivados de la investigación que supuso el empleo de recursos humanos y materiales, siendo distraídos de las funciones de prevención y represión del delito, misiones éstas encomendadas a la Policía Nacional, generando un perjuicio a los ciudadanos y a la Administración Pública al tratarse de denuncia falsa.

Las investigaciones han sido llevadas a cabo por agentes de la Comisaría Local de Linares.