Del 12 al 14 de Agosto y como continuación de la campaña de control de las condiciones técnicas de los vehículos, la Policía Local de Torreperogil llevará a cabo en los próximos días una campaña especial sobre control de la tasa de alcohol en conductores. Se trata de una campaña de la Dirección General de Tráfico a la que se adhiere el Ayuntamiento de Torreperogil.

Según datos del Observatorio Europeo para la Seguridad Vial (ERSO), alrededor del 25% de todas las muertes en carretera en Europa están relacionadas con el alcohol, mientras que, aproximadamente, sólo el 1% del total de kilómetros recorridos son conducidos por personas con 0,5 g / l de alcohol en la sangre o más.

A medida que la concentración de alcohol en la sangre (BAC) aumenta en el conductor, la tasa de incidencia de accidentes también se incrementa. El aumento de la tasa de incidencia de accidentes que se deriva de un aumento de la tasa de alcoholemia es progresivo. En comparación con un conductor sobrio, la tasa de incidencia de accidente de un conductor con una tasa de alcoholemia de 0,8 g / l (siendo este el límite legal en 3 de los 25 estados miembros de la UE, en España es 0,3 g /l), es 2,7 veces mayor que la de un conductor sobrio. Cuando un conductor tiene una tasa de alcoholemia de 1,5 g / l su tasa de incidencia de accidente se estima que es 22 veces mayor que la de un conductor sobrio.

No sólo la tasa de incidencia de accidentes aumenta rápidamente con el aumento de la tasa de alcoholemia, el accidente también se vuelve más grave. Con una tasa de alcoholemia de 1,5 g / l la tasa de incidencia de accidentes de gravedad mortal es aproximadamente 200 veces mayor que cuando se trata de conductores que no han ingerido alcohol.

La Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 establece como uno de sus trece indicadores el siguiente: bajar del 1% los positivos de alcoholemia en los controles preventivos aleatorios. Y para ello se desarrollará esta campaña de la DGT a la que se ha adherido el Ayuntamiento de Torreperogil, dado el buen resultado de la anterior campaña con más de un centenar de intervenciones donde se verificaron las condiciones técnicas de los vehículos, tanto coches como ciclomotores, que solo arrojó una denuncia.