Centenares de niños y niñas ocuparon las distintas calles que conformaban el recorrido de la Cabalga Real de SSMM Los Reyes Magos de Oriente. 

Este año, SSMM junto a sus ayudantes, se dispusieron sobre dos vistosos vehículos clásicos desde donde lanzaban los tradicionales caramelos junto con papelinas. A su paso, adultos y niños se afanaban por recoger el mayor número posible de ellos para que la espera de los deseados regalos fuese mucho más dulce.

Junto a la Cabalgata, y como viene siendo habitual, lo sones de la Asociación Musical “Silverio Campos” ambientaron el desfile con villancicos tradicionales de este dia tan esperado por niños y, aunque nos cueste más reconocerlo, por muchos de los adultos.

El final del recorrido se prosiguió con la tradicional entrega de juguetes a los más pequeños. Muñecos, coches de juguete, juegos en familia y otro sin fin de elementos fueron entregados a aquellos niños que, de paso, tuvieron la oportunidad de poder ver y tocar a SSMM en esta gran noche de magia e ilusión.