Unas dos mil personas se han dado cita en la noche del domingo para acudir al espectáculo más esperado por las jovencitas de la provincia, los hermanos Jesús y Daniel Oviedo, más conocidos como los Gemeliers.

Algunas de ellas han acampado durante días delante de la puerta del Coso de San Nicasio, esperando a que las puertas se abrieran para coger las primeras filas y ver bien cerca a sus ídolos, y mientras que llegaba la hora entonaban “queremos ver, a los gemeliers”.

Iban con camisetas, con la cara pintada y con cientos de pancartas donde se podía leer frases como: se vende corazón, razón gemeliers, mi mejor regalo de cumpleaños ser la elegida. Y es que como grandes fans que son de ellos, tienen memorizadas sus y saben que cuando interpretan princesa eligen a “dos princesas” de entre el público asistente.

Ellas acompañadas por padres, madres, tías o abuelas se han dejado la voz, de gritarles guapos, de corear sus canciones e incluso cantaban llorando porque la emoción les podía.

Los Gemeliers conscientes de que su público es muy joven agradecen a sus seguidoras la asistencia a los conciertos y también a los encargados de ir con ellas porque de otra forma no seria posible.