En torno a un centenar de emprendedores se ha formado en tres jornadas en cultivos industriales alternativos, “un sector con importantes oportunidades de negocio en la provincia de Jaén y crucial para avanzar en la diversificación económica”. Así lo ha subrayado el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio de la Torre, que ha presentado en Rus (junto con el alcalde, José Manuel Campos).
De la Torre Olid ha explicado que los cultivos industriales son aquellos cuyo producto final no admite consumo directo o para el que su transformación resulta mucho más provechosa. Concretamente, en esta jornada se han abordado el argán, la moringa, la jojoba, el cáñamo, la stevia y el aloe vera. Expertos han profundizado en cada tipo de cultivo y sus oportunidades de negocio. El delegado ha recordado que en la provincia estamos familiarizados con este tipo de cultivos fundamentalmente con la remolacha y el algodón, pero ha insistido en que otros muchos más, como los analizados en estas jornadas, “arrojan un panorama muy novedoso y con muchas posibilidades de futuro en toda la provincia”.

Según De la Torre, “impulsar los cultivos industriales alternativos, su producción, industrialización y comercialización, suma y mucho en crecimiento económico sostenible y de generación de empleo en la provincia”. En esta línea, el delegado ha subrayado el inmenso potencial de desarrollo en el mercado que tiene este tipo de productos naturales motivado por el cada vez mayor número de alergias a productos químicos y a la proliferación de hábitos de vida saludable.

El delegado ha continuado reseñando que estos cultivos pueden generar a su vez una amplia actividad, una cuantiosa gama de productos: lubricantes, derivados farmacéuticos, adhesivos, polímeros, solventes, detergentes, plásticos, barnices y pinturas, etanol, fibras blandas para papel y tableros, caucho, ceras, gomas y nuevas resinas, aceites esenciales, azúcares o sacaríferos y colorantes, entre otros.

Antonio de la Torre ha destacado el elevado número de personas que se ha formado en esta iniciativa de la Junta, que “puede generar la creación de empresas en la provincia de productos con un alto valor añadido, que contribuyen a diversificar, dinamizar y desestacionalizar la agricultura”. “Los cultivos industriales alternativos suponen por tanto nuevas y múltiples oportunidades de negocio en la provincia, que puede tener mucho que decir en el presente y en el futuro de este sector”, ha insistido.