Llega a su fin una décima edición del Barcia MetalFest con la sensación del trabajo bien hecho. Nuevas apuestas, nuevos retos que hacían de esta edición una cita especial para todos los amantes de rock y el heavy metal.

De esta manera nos volviamos a dar cita en el Parque de “La Mejorana” donde la artesanía, la agricultura ecológica, maridaje de cervezas artesanas y muchas más actividades abrían paso a una de las citas más esperadas de esta edición, el grupo local Trek se subía al escenario para rendir homenaje al los míticos “Leño”, aunque el homenaje a decir bien, fue para estos tres músicos, Juan Antonio Gallego, José “Guti” y Roque Latorre que fueron aclamados por los allí presentes como si una banda nacional se dejará la piel en el escenario haciendo versiones increíbles que el mismo público no paró de cantar, tras el este inmenso concierto, el paso era para el concurso de punteos, que dejó bien claro que la cantera de buenos músicos sigue adelante en Torreperogil, ya que la ganadora en este caso fue Estrella Rus, que con tan solo 5 años dejó con la boca abierta a todos los presentes.

Así dábamos paso al plato fuerte, donde a eso de 21:30 el Auditorio municipal “Torres Oscuras” se subía al escenario el grupo Jolly Joker, hard rock en estado puro que recordaba a los grandes grupos americanos de los 80 y haciendo muestra de su gran calidad con el disco Here Come The Jockers. Ahora el turno de Opera Magna que se entregaron al cien por cien y se notó una tremenda conexión con el público, el cual no dejaba que se despidieran para dar paso así a Ñu. Que decir de unos los grupos legendarios del rock español que llevan dando guerra desde los 70 y que impresionó a los allí presentes con su mezcla de heavy metal, música celta e instrumentos de viento dejándonos así temas increíbles y haciendo un gran repaso a todos sus discos. Y rozando las tres de la madrugada hacía aparición en el escenario Ankhara, uno de los mejores grupos que podíamos tener para cerrar esta edición con un increíble directo y ofreciendo el mejor power y heavy metal nacional. En definitiva una increíble edición que cerraba así su décimo cumpleaños y que mejor manera de hacerlo que entregando el Premio Frank al director del festival Juanma Peña por todo su esfuerzo para que este festival y el espíritu del metal no se acabe nunca en este rinconcito de La Loma.