La alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, y la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega, han firmado esta mañana la renovación del convenio anual referente al Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) en la localidad, financiado por la Junta de Andalucía y que pretende ayudar a los menores con problemas de desarrollo o riesgo de padecerlo.

Olivares ha destacado que este convenio se suma a toda las iniciativas que se están llevando a cabo en materia de Bienestar Social. “Sabéis que entre las prioridades de este equipo de gobierno se encuentran las políticas de carácter social”, ha matizado la alcaldesa. Así se puede apreciar en las partidas económicas en el presupuesto de 2016 dedicadas a políticas sociales, que se han visto incrementadas, en algunos casos, hasta en un 50%.

Así mismo, Olivares ha querido matizar que desde que empezaron a gobernar su objetivo era normalizar las relaciones con el resto de administraciones, independientemente del signo político. “Pasamos cuatro años en los que el PP, bajo su beneplácito, se dedicaba a decidir si firmaba o no firmaba con la Junta, renunciando a subvenciones que Úbeda y sus ciudadanos dejaban de percibir y se repartían en otras ciudades. Úbeda no puede permitirse perder ni un sólo euro de inversión que venga a nuestra ciudad”, ha expresado.

En cuanto al CAIT de la ciudad, la alcaldesa ha insistido en que el centro de Úbeda es uno de los que mejor funcionan en la provincia de Jaén y así lo han manifestado desde la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía. Y es que, como ha indicado Antonia Olivares, al frente hay grandes profesionales que realizan un gran trabajo”, ha concretado.

En cuanto al montante económico que aportará la Junta de Andalucía a este centro de la localidad, finalmente será del 100%, lo que supondrá unos 87.300 euros.

Respecto al centro, éste tiene una capacidad para atender niños de 0 a 6 años. Actualmente presta atención a 75 menores a través de un equipo formado por dos psicólogas, una psicomocitrista y directora del centro. Las instalaciones cuentan con una recepción, sala de espera, cuatro salas de trabajo, tres despachos para entrevistas e intervención y dos salas para psicomotricidad.

En él se desarrolla, siguiendo el Proceso Asistencial de Atención Temprana impulsado por la Consejería de Salud, un conjunto de intervenciones para dar respuesta en el más corto plazo de tiempo a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con problemas de desarrollo como sensoriales, psicomotores o del lenguaje.