La Concejalía de Bienestar Social informó, tras la celebración extraordinaria de la Comisión Permanente Local de Inmigración el pasado 22 de enero, se  acordó el cierre del albergue para el próximo lunes 25 de enero, siendo el domingo la última noche que este espacio permaneció abierto.

Esta decisión fue decidida y aprobada por unanimidad de todos los miembros de la comisión compuesta por Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Protección Civil, Cáritas, Cruz Roja, Unión de Cofradías, Poblado Mundo, la jefa del Servicio de Servicios Sociales y la concejala de Bienestar Social.

Durante la celebración de la Comisión, desde el área de Servicios Sociales se informó que el albergue llegó casi al 50% de ocupación en estos últimos días. Por su parte, Cáritas también expresó que había pasado de 80 a 60 comidas diarias, en la última semana, lo que constata la reducción de servicios en comedor. En cuanto a los servicios de leche, café, chocolate y magdalenas ofrecidos por algunas cofradías a los inmigrantes que pernoctan en la calle, también ha sufrido un descenso, pasando de 30 a 12 por noche.

Dicho esto, durante la comisión se resaltó que el fin primordial del Servicio de Albergue Municipal es alojar a personas que vengan a la ciudad a buscar trabajo durante la campaña de aceituna, pero a estas alturas ya resulta difícil que alguien encuentre tajo en la recolección.

Por último, el Área de Servicios Sociales recordó que aún se van a facilitar billetes para los inmigrantes, disponibles en el centro del Servicios Sociales de la calle Explanada, para que puedan regresar a sus puntos de origen.