El concejal de Mantenimiento de Infraestructuras, Jerónimo García, presentó en el día de ayer las obras que se están acometiendo en las calles Barco, Chirinos y Altozano, cuya intervención supondrá un coste de más de 25.000 euros y  por fin darán respuesta a las peticiones de los vecinos de la zona.

Las intervenciones consisten en el cambio de la red de saneamiento en la calle Barco, conexionando la nueva red con un pozo de registro ubicado en la calle Fuente de las Risas y la sustitución de la red de abastecimiento de todo el tramo de intervención, por una nueva red de fundición de 100 mm, enlazando con las redes de las calles Fuente de las Risas, Chirinos y Plaza de San Francisco.

Aprovechando la intervención, se va a proceder a realizar la ampliación de uno de los acerados de la calle Altozano. “Ahora el ancho de la acera es de 1,30 metros, con el objetivo de favorecer el tránsito peatonal”, asevera García.