Jiménez destaca que en el último registro de 2013 se contabilizaron en el sistema sanitario andaluz 256 partes por violencia de género

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha iniciado una campaña de sensibilización contra la violencia de género que la Junta lanzará en centros públicos de salud de la provincia jiennense. La iniciativa consiste en la colocación de carteles en las salas de espera y espacios estratégicos de los centros de atención primaria.

La campaña la han presentado hoy la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ángeles Jiménez, y la coordinadora del IAM en Jaén, Beatriz Martín, en el centro de salud “Virgen de la Capilla” de la capital jiennense. Está dirigida a las mujeres víctimas y a su entorno bajo el lema “Ante la violencia de género, no guardes silencio” y con ella se les quiere ofrecer toda la red de recursos de la Junta, a la que pueden acceder a través de su centro de salud. Por ello, el lema va respaldado por el mensaje “Pide ayuda. En tu Centro de Salud estamos para ayudarte”, y por el Teléfono de Información a la Mujer, 900 200 999.

La iniciativa forma parte de un conjunto de campañas atemporales, en colaboración con diversos sectores profesionales (taxis, peluquerías, farmacias,…), desarrolladas durante el último año por el IAM con el fin de “buscar la máxima implicación social para acercar a las víctimas, a través de su entorno y su barrio, los recursos de la Junta, así como para impulsar una red ciudadana contra la violencia de género y el machismo que la sustenta”, ha destacado Jiménez.

La delegada ha subrayado la importancia “estratégica de los centros de salud, un recurso muy cercano y presente en la rutina de cualquier familia y, por tanto, de cualquier mujer que pueda sufrir violencia de género”. Igualmente, ha señalado que los centros de atención primaria “son, además, uno de los primeros recursos a los que acuden las víctimas para ser atendidas tras sufrir una agresión y es allí donde en muchas ocasiones reconocen, por primera vez, su situación de maltrato”. En este sentido, ha recordado que las víctimas dan ese “difícil” paso gracias a la ayuda del personal profesional sanitario, que aplica un protocolo de actuación “ante el menor indicio de maltrato”.

En 2013, se contabilizaron en el sistema sanitario andaluz 256 partes por violencia de género. Una cifra que, según incide Beatriz Martín, “no refleja toda la realidad, ya que en muchas ocasiones las mujeres ocultan su condición de víctimas por miedo o pena respecto al agresor”. Las encuestas internas en los centros sanitarios señalan que el 30% de las mujeres que son atendidas en atención primaria han sufrido alguna vez violencia de género, dato que coincide con la encuesta mundial de la OMS, según la cual un tercio de las mujeres de todo el mundo ha sufrido o sufrirá violencia machista a lo largo de su vida.