Técnicos municipales de ayuntamientos de la provincia de Jaén y de la Diputación han participado en una jornada de formación sobre la aplicación web ‘Huella de Carbono Municipal’, que ha organizado la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio con el objetivo de familiarizarse con esta herramienta y con las metodologías de cálculo que en ella se aplican.

El delegado territorial, Juan Eugenio Ortega, que ha inaugurado este encuentro, ha indicado que durante esta jornada también se han presentado los resultados para la serie de años 2000-2012, a efecto de que cada municipio pueda hacer un seguimiento de sus emisiones, comprobando con verificación de los datos o proponiendo una mejora o corrección en su caso.

“La aplicación desarrollada por la Consejería tiene utilidad en relación con el Pacto de los Alcaldes y con la futura Ley Andaluza de cambio climático, actualmente en anteproyecto, que fomentará especialmente el papel de las corporaciones locales en actuaciones de mitigación y adaptación al cambio climático, a través de la elaboración de Planes Municipales de Cambio Climático integrados, además de tener también utilidad en la evaluación ambiental”, ha explicado Ortega.

La Huella de Carbono Municipal es el inventario de emisiones difusas del municipio más las emisiones debidas a consumo de energía eléctrica. Los gases de efecto invernadero considerados son CO2, Ch4 y N2O, y las emisiones se calculan según las reglas del Protocolo de Kyoto. A título informativo, la aplicación da también una estimación por municipio de la capacidad de sumidero de carbono, calculada asimismo según las reglas de Naciones Unidas.

El delegado ha recordado que los inventarios de emisiones obtenidos por esta herramienta en el año 2007 fueron la base para los Planes de Acción de Energía Sostenible del Pacto de Alcaldes, que persiguen la reducción del 20 por ciento de emisiones con objetivo en 2020, y que cuenta a día de hoy con 550 municipios andaluces adheridos a esta iniciativa europea.

Los sectores emisores considerados en la herramienta son el consumo de energía eléctrica, el transporte, la gestión de residuos, las aguas residuales, la agricultura y ganadería, así como el consumo de combustible (no automoción).

Asimismo, se ha hecho hincapié en que una de las características fundamentales de este inventario a escala local es su homogeneidad, dado que se aplican las mismas fuentes de datos y las mismas metodologías de cálculo para todos los municipios andaluces. Esta característica asegura la coherencia intermunicipal, permitiendo la comparación de resultados, así como la optimización de recursos de las distintas administraciones.