La Junta forma a una treintena de empleados públicos en primeros auxilios a través de un taller práctico

Antonio de la Torre subraya que “saber actuar de forma correcta, rápida y segura ante un accidente, mientras llega el personal sanitario, puede salvar vidas”

La Junta de Andalucía, a través del Centro de Prevención de Riesgos Laborales de Jaén, forma a una treintena de empleados públicos en primeros auxilios a través de un taller práctico distribuido en dos sesiones que se desarrollarán durante hoy y mañana (en cada sesión se formarán 15 alumnos). El delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio de la Torre, ha inaugurado hoy esta actividad destacando su carácter eminentemente práctico y subrayando que suma considerablemente en prevención, puesto que “saber cómo actuar de forma correcta, rápida y segura, ante un caso de un accidente o de una enfermedad repentina, mientras llega el personal sanitario, puede salvar vidas”. Precisamente, el pasado sábado se conmemoró el Día Internacional de los Primeros Auxilios.

De la Torre Olid ha comentado que “las emergencias pueden ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar, y afectar a cualquier persona, de ahí la importancia de llevar una información básica a todos los sectores, a toda la ciudadanía”. “Para lograr salvar vidas –ha añadido el delegado– es imprescindible que la persona que vaya a auxiliar al enfermo o al accidentado tenga una formación básica sobre cuáles son los pasos que deben seguirse, y muy especialmente los que no deben hacerse nunca”.

A su vez, ha reseñado que el Centro de Prevención de Riesgos Laborales, en su labor de formación, información y divulgación, organiza estos talleres sobre primeros auxilios, una formación continua que se desarrolla a lo largo de todo el año, con el fin de que empleados de la Junta de Andalucía sean capaces de actuar en estos casos.

El taller lo imparte personal especializado del área de Vigilancia de la Salud del Centro de Prevención que, de una manera práctica y apoyándose en recursos multimedia, expone los conceptos básicos sobre cómo reaccionar ante supuestos varios, como una hemorragia, una fractura, un atragantamiento, una quemadura, una picadura, una insolación, una intoxicación, o cómo hacer correctamente un vendaje, entre otros. Además, los participantes, también realizan una amplia parte práctica, en la que se realiza la simulación de una reanimación cardiopulmonar, con el fin de conocer in situ cómo puede salvarse a una persona que haya entrado en una parada cardiorrespiratoria.