La Guardia Civil investiga el suceso en el que un cazador resultó herido este lunes tras recibir un disparo con una escopeta de perdigones en Mancha Real (Jaén) y baraja la causa accidental como principal hipótesis, según han indicado fuentes de este cuerpo consultadas por Europa Press.

El herido, por su parte, permanece en el área de Observación en el Hospital Neurotraumatológico de la capital. Fuentes sanitarias han señalado que fue intervenido para la extracción de los perdigones y se prevé que pueda abandonar pronto el centro hospitalario, a lo largo de este mismo martes o miércoles. Fue un compañero de este hombre el que avisó sobre las 8,30 horas al servicio coordinado de Emergencias 112 de Andalucía a Europa Press de que había disparado de forma fortuita en una zona de campo conocida como La Campiñuela.

De esta forma, el 112 ha alertado de inmediato a los servicios sanitarios de EPES, Policía Local y Guardia Civil para que se personasen en el lugar de los hechos. El herido, un varón de 63 años, fue trasladado al Hospital Neurotraumatológico de Jaén con perdigones en piernas y brazos, donde está siendo atendido.