El presidente de la Administración provincial visita esta localidad, en la que se han invertido más de 27.000 euros para cambiar este cerramiento, que estaba en mal estado.

El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, se ha desplazado hasta Carboneros, donde se ha reunido con el alcalde de esta localidad, Domingo Bonillo, y ha visitado la actuación que ha financiado la Administración provincial en la piscina municipal, en la que se ha sustituido parte del muro perimetral de hormigón existente por otro nuevo.

De esta forma, la Diputación ha colaborado con el consistorio carbonerense para solventar el problema que estaba generando este cerramiento, ya que se encontraba en mal estado. Esta actuación, que está recogida en el Plan Provincial de Cooperación a las Obras y Servicios de competencia municipal de 2016, ha contado con una inversión superior a los 27.200 euros, de los cuales la Corporación provincial ha aportado cerca de 26.000 euros –el 95%, mientras que el Ayuntamiento de Carboneros ha sufragado el 5% restante–.

Los trabajos realizados, que se han prolongado durante un mes aproximadamente, han consistido en la demolición de un muro de bloques en mal estado y su sustitución por un muro de cerramiento de hormigón armado de 2 metros de altura y 25 centímetros de espesor.