La sede del Consejo Regulador de la Denominación de “Sierra Mágina”, ubicada en Bedmar, en el corazón del Parque Natural de esta comarca jiennense, acogió ayer sábado la Fiesta del Olivar y del Aceite de Oliva Virgen Extra de Sierra Mágina. En este acto, que presentó Asensio López y en el que participaron el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, el delegado territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Juan Balbín, el presidente de la DO Sierra Mágina, Rafael de la Cruz, el alcalde de Bedmar, Juan Francisco Serrano y el presidente de la SCA Bedmarense, Lorenzo Herrera, se entregaron los premios anuales que reconocen el esfuerzo de los productores, almazaras y marcas inscritas en esta Denominación de Origen como estrategia diferenciadora para alcanzar la máxima calidad de estos aceites de oliva vírgenes extras picuales.

En la XVI edición de esa Fiesta, los premiados fueron los vírgenes extra ‘Melgarejo Cosecha Propia’ y ‘Verde Salud’, que fueron galardonados con el Premio ‘Alcuza 2015’ a los mejores aceites de la campaña 2014/15. Además la SCA Cristo de la Misericordia de Jódar (bodega grande) que tiene como marca ‘La Quinta Esencia’, y la almazara Nuestra Sra. de la Esperanza de Mancha Real (bodega pequeña) que comercializa sus aceites bajo la marca ‘Conde de Argillo’, se alzaron con el premio ‘Lechuza’ a las mejores bodegas, y se otorgó un primer accésit a Monva de Mancha Real que embotella las marcas ‘Dominus’ y ‘Valle Mágina’ en la categoría de bodegas pequeñas. También se concedió en la categoría de bodegas grandes, un primer accésit a la cooperativa Nuestra Sra. de los Remedios de Jimena, que embotella bajo la marca ‘Oro de Cánava’, y un segundo accésit a la cooperativa Santa Isabel de Torres, cuya marca es ‘Señorío de Camarasa’. El galardón a la comercialización volvió a recaer en la empresa Aceites Andaluces Sierra Mágina de Bedmar, con sus marcas ‘Magnasur’, ‘Oro de Magnasur’ y ‘Sunteroliva’. Además se concedió el premio “Tesoro de Mágina” a una persona del municipio donde se celebra esta fiesta que haya tenido una vinculación especial con el aceite de oliva. En este caso se entregó a Francisco Martínez Lanzas, quien fue durante más de cuarenta años administrativo de la cooperativa de Bedmar.

El presidente del Consejo Regulador de Sierra Mágina, Rafael de la Cruz, indicó que estos galardones anuales tienen un significado especial puesto que en este 2015 se cumplen 20 años desde el reconocimiento provisional de esta Denominación de Origen por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía e invitó a los productores, almazaras y marcas inscritas a celebrar de manera conjunta la labor desarrollada, los resultados obtenidos y los logros alcanzados durante este periodo. Asimismo, Cruz, recordó que la Denominación representa la apuesta de Sierra Mágina por la calidad, por rentabilizar el aceite de esta tierra.

El presidente de Diputación, por su parte, recordó el inicio de la Denominación de Origen Sierra Mágina y puso en valor su papel como garante de la calidad. Además, Reyes subrayó el compromiso de la entidad provincial con un sector clave para la provincia de Jaén.