Esta podría ser la parodia entre los regidores de dos de las ciudades más importantes de la provincia de Jaén, aunque de chiste tiene poco.

De Moya y Leocadio Marían, regidores uno de la capital y el otro de la ciudad de Baeza, andan a la gresca por “traciones mutuas”. Para el histórico político socialista de Baeza, que el senador popular votara en la cámara alta en contra del tan ansiado enlace con la A32, que uniría la ciudad machadiana con la principal vía de acceso a una provincia que siembra lágrimas por cada gran infraestructura que no se termina, no ha convencido a Marín.

Una acción que tiene sus consecuencias y es que el alcalde de Baeza lleva hoy en el orden del día del pleno baezano la “retirada del apoyo” que se practicó en 2010 al templo jiennense. Todo ello, esgrime Marín por la manifiesta “deslealtad” mostrada por De Moya. Un primer edil al que no le ha sentado nada bien este punto del día y ha convocado de forma extraordinaria, un pleno capitalino para mañana jueves con la intención de certificar la inclusión de la Catedral de Jaén en el expediente conjunto de las ciudades renacentistas de Úbeda y Baeza, ya que de no ser así, la decisión de Marín supondría una “afrenta a la Catedral y a la ciudad de Jaén que pasará a la historia”.