Después de muchos retrasos, la Junta de Andalucía se niega a poner fecha a la apertura del Museo Íbero de Jaén, que empezó a construirse en 2009 sobre los terrenos de la antigua cárcel. Paralizadas en 2012, se han retomado este año y avanzan “a ritmo normal”, de manera que se prevé que terminen “a finales de 2015 o, como mucho, a principios de 2016”.

Es lo que han dicho en rueda de prensa la secretaria general de Cultura de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, María del Mar Alfaro; el director general de Instituciones Museísticas, Acción Cultural y Promoción del Arte, Sebastián Rueda; la jefa de Servicio de Museos, María Auxiliadora Llamas, y la delegada territorial, Yolanda Caballero.

“No nos atrevemos a decir que va a ser en el 2016 ni en el 2017. Será cuando el proyecto museográfico esté totalmente acabado e instalado y se tiene que hacer con todas las garantías”, ha recalcado el director general, quien ha afirmado que el ritmo que lleva “es normalmente adecuado con la magnitud del proyecto.

El Museo jiennense contará con 11.000 metros cuadrados de espacio expositivo. En ellos está previsto que se haya unas 3.500 piezas, la mayor parte procedentes del Museo Provincial de Jaén, pero también de otros de la provincia (como el de Linares) y el resto de Andalucía. Tendrán un especial protagonismo los conjuntos de Cerrillo Blanco (Porcuna) y El Pajarillo (Huelma). El inventario no está cerrado.