Las guarderías municipales de Jaén no dejan de ser noticia. El Ayuntamiento mantiene una deuda con la empresa adjudicataria, la cooperativa Ceian, que se traduce en impagos y retrasos a las trabajadoras. La situación se arrastra desde hace años y ha obligado a la empresa a acudir al SERCLA.

Así lo ha adelantado este miércoles el PSOE, que sospecha que las demoras en los pagos responde a “un intento de estrangulamiento de la concesionaria del servicio para privatizarlo radicalmente”, tal y como ha señalado el concejal Rafael Latorre tras una reunión extraordinaria celebrada en el Consistorio.

“El Consejo Rector de la cooperativa ha sido contundente en las declaraciones que nos han hecho llegar, han puesto las cosas en su sitio”, ha dicho el edil, cuyo partido ha recibido un escrito donde se asegura que “cualquier intento de implicar a un tercero (la Junta) en este conflicto es tan absurdo como malintencionado”.

En ese sentido, Latorre ha asegurado que “el PSOE no tendría ningún inconveniente en reconocer que si parte del problema fuera por la deuda de la Junta este grupo le reclamaría  en derecho”. “Pero no es así, tenemos prueba documental de que los pagos están al día, con lo que solo nos queda pensar, y así pedimos que nos lo aclare el alcalde y despeje las dudas de padres, alumnos y cooperativa, si el propósito por la vía de la demora en los pagos es que otra empresa termine desempeñando el servicio”, ha añadido.

Por su parte, desde el Ayuntamiento se insiste en que el problema está en el convenio que firmó el equipo de Gobierno formado por PSOE e IU, que obliga al Consistorio a pagar a la Cooperativa por todas las plazas existentes, mientras que la Junta paga únicamente por las ocupadas.

“La Junta de Andalucía paga, como es lógico y normal, las plazas ocupadas, pero no por aquellas plazas sin ocupar. Esas plazas sin ocupar las tiene que pagar el Ayuntamiento en virtud al contrato que en su día firmaron PSOE e IU”, ha subrayado la concejal de Asuntos Sociales e Igualdad, Reyes Chamorro, explicando que el Consistorio paga cada mes a la empresa “unos 27.000 euros”.

“No hay nada que ocultar y por eso hemos facilitado toda la documentación y los informes de los técnicos para que los grupos municipales conozcan la situación real de las escuelas infantiles municipales, y sobre todo, para que se sepa la realidad de este contrato que es una barbaridad para los intereses del Ayuntamiento”, ha añadido, preguntándose “cómo es posible” que PSOE e IU que dejaran firmado ese contrato.