La Junta de Andalucía afirma que la fusión de los colegios de Infantil y Primaria Ramón Calatayud y Peñamefécit de Jaén “asegura el bienestar del alumnado y consolida la oferta” educativa.
La Junta afirma que la fusión de los colegios Ramón Calatayud y Peñamefécit asegura el bienestar del alumnado Ampliar foto Así lo ha destacado este jueves la delegada territorial de Educación, Yolanda Caballero, durante la reunión que han mantenido con la comunidad educativa para explicar este proyecto cuya materialización está prevista en el curso 2016-17. En ella han participado los equipos directivos y las asociaciones de madres y padres de los dos centros, los directores de colegios públicos de la capital, así como los representantes de Asadipre, Adian y FAPA Los Olivos.
“Se trata de un proyecto que nace de la disminución del alumnado en estos colegios durante los últimos años y que debemos acometerlo con la voluntad de mejorar, avanzar y sumar con el objetivo de consolidar la oferta educativa, facilitar la inclusión e impulsar la integración social. No podemos condenar las oportunidades antes de aprovecharlas y debemos trabajar para mejorar las cosas allí donde surgen los problemas”, ha explicado. En concreto, Caballero ha apuntado que el nuevo centro educativo surge de la concentración de los colegios Ramón Calatayud y Peñamefécit que se encuentran en la zona educativa denominada ‘Gran Eje- as Fuentezuelas’. En el proceso de escolarización para el próximo curso, que comenzó el 1 de marzo, la oferta en tres años será de 50 plazas y la sede se ubicará en las actuales instalaciones del ‘Ramón Calatayud’.”Cuando cambiamos lo hacemos para mejorar y esto nos obliga a asegurar a las familias que el alumnado no va a perder ninguna plaza de comedor, ni de aula matinal, y que vamos a impulsar la enseñanza bilingüe y reforzar el apoyo educativo con cuatro profesores que atiendan las necesidades del alumnado”, ha remarcado.
En este sentido, Caballero ha detallado que el mayor tamaño de este nuevo centro va a ampliar las posibilidades organizativas del mismo, lo que permitirá reforzar la atención a la diversidad del alumnado con medidas como la creación de grupos flexibles. A ello ha sumado que la concentración de los recursos que tienen en la actualidad los dos colegios permitirá que se refuerce el segundo ciclo de Educación Infantil con un docente de apoyo adicional que se ocupará de la atención de los niños de tres a cinco años. En lo que al profesorado se refiere, la delegada territorial ha apuntado que ninguno de los docentes que tiene su plaza en alguno de estos dos centros educativos la va a perder, aunque, tal y como establece la normativa, van a tener la potestad de integrarse, o no, en el nuevo centro educativo. “Vamos a contar con el mismo profesorado, porque vamos a seguir con los mismos grupos de alumnos y alumnas con el objetivo de que los niños y niñas no acusen alteración alguna en el desarrollo habitual de sus clases. Sólo se integrará alumnado en aquellas clases de nueva creación en el inicio de los ciclos educativos, como puede ser tres años”, ha señalado.
DEFINICIÓN

Por último, Caballero ha dicho que el nuevo centro educativo se va a definir en los próximos meses para que en septiembre esté todo preparado para comenzar con normalidad el curso 2016-17. Así, la nueva dirección del colegio se conocerá a finales del curso actual, al igual que la de los centros educativos en los que sus equipos directivos finalizan mandato este año. “A partir de ahí, se hará el traspaso administrativo y económico para desembocar en el primer trimestre del curso que viene en la constitución del nuevo consejo escolar que decidirá, entre otras cosas, la nueva denominación del colegio”, ha concluido la delegada.