Una treintena de personas se ha concentrado este miércoles en Jaén para pedir a la Junta de Andalucía que los niños ‘raptados’ en La Carolina vuelvan al seno familiar. También han exigido que la Administración reúna a los cuatro hijos de Manuel M.M. y Vanesa V.M., tutelados por el Gobierno autonómico desde diciembre. Los tres pequeños eran los que estaban en el municipio carolinense, mientras que el mayor, de diez años, está en otro centro.

“Se supone que la Junta de Andalucía está para proteger al menor, no para hacerle sufrir”, ha dicho a los medios el padre de los críos antes de la protesta, insistiendo en que sus hijos estaban atendidos. “Que no les hagan más daño a mis hijos, que son cuatro niños pequeños”, ha añadido, insistiendo en que, si la Junta considera que él no es válido para hacerse cargo de los niños, pueden hacerlo su madre o alguno de sus hermanos.

“Si yo me tengo que ir de Jaén para que les den a mis hijos, yo me voy. Yo desaparezco, hago lo que ellos quieran, pero que a mis hijos no les hagan sufrir más”, ha aseverado Manuel, que no puede acercarse a los niños por orden judicial, igual que la madre. Ambos están imputados por la desaparición de los menores, que tuvo lugar a principios de junio durante una visita del progenitor. Estaba presente un psicólogo del centro.