Manifestación de la Acampada Esperanza

Cristian y Mari Carmen, que estaban acampados frente a la Delegación Territorial de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía desde que fueron desahuciados, hace diez días, van a dejar de dormir en la calle. Cáritas ha ofrecido una salida provisional para esta y otras dos familias en situación familiar. Les pagarán el alquiler de los próximos meses y se han ofrecido a ser aval más adelante. También se abre la posibilidad de incluir a los afectados en el plan de empleo de la organización.

“Hoy nos levantamos de la Acampada la Esperanza para continuar luchando por el derecho a la vivienda”, ha señalado este jueves en un comunicado la Plataforma Afectados por las Hipotecas (PAH) después de la manifestación convocada como cierre del campamento, no así de las movilizaciones, con las que tienen intención de seguir adelante. “La lucha continúa”, decía el manifiesto leído durante la concentración.