Organizaciones políticas, sindicatos y colectivos sociales se han concentrado este lunes en la plaza de Santa María de la capital jiennense para mostrar su apoyo a los refugiados. Han solicitado, además, medidas concretas para prestarles la atención adecuada cuando lleguen a la provincia.

“Pedimos un Plan para Acoger como Ciudad Refugio a las personas que huyen de la guerra, de la persecución en sus países y solicitan asilo; que el Ayuntamiento inste al Gobierno de España a que asuma sus responsabilidades y no mire hacia otro lado, coordinando la llegada de estos refugiados y su atención prioritaria e inmediata con las autoridades locales y autonómicas”, rezaba el manifiesto elaborado por Podemos como convocante de la manifestación.

El documento incluía también una lista de medidas que deben ponerse en marcha “con carácter urgente”, como el desarrollo de una nueva política de asilo y migración europea en la que se priorice a las personas y los derechos humanos, una operación de rescate y salvamento eficaz que cuente con los medios y el alcance necesarios o vías legales y seguras que garanticen el acceso al derecho de asilo a las personas refugiadas evitando que tengan que emprender travesías mortales para obtener protección en un país seguro.

Por su parte, la Diputación de Jaén ha anunciado la creación de una comisión para preparar la llegada de los refugiados a la provincia. “Vamos a crear una comisión con los alcaldes y alcaldesas jiennenses, en la que también va a participar la sociedad civil a través de las distintas ONGs, y vamos a realizar un inventario de los espacios que tenemos en la provincia para utilizarlos en el momento que los refugiados tengan que llegar a nuestra tierra”, ha explicado el presidente de esta Administración, Francisco Reyes, durante una reunión celebrada también este lunes.

“Desde la  Diputación estamos dispuestos a poner recursos ante esta situación en una provincia que sabe mucho de exilio, donde conocemos perfectamente este tipo de circunstancias y por eso somos solidarios”, ha añadido el socialista, convencido de que hay que “anticiparse” a la inminente llegada de estas personas. Serán unas 20 o 25 familias, según el subdelegado del Gobierno central en Jaén, que también se ha pronunciado sobre este asunto  antes de reunirse con el presidente de Cruz Roja Jaén, José Boyano.

“La inmigración es un problema muy fuerte que tenemos en España y que principalmente lo estamos sufriendo en la parte sur porque la inmigración entra por el Estrecho, por la zona de la costa; pero es un problema con un tratamiento totalmente diferente al de los refugiados”, ha explicado no sin lanzar un “llamamiento a la población a la tranquilidad y también de auxilio cuando haga falta”. A falta de concretar “definitivamente” el número de refugiados que llegará a España, serán “en principio” 14.953 los exiliados que a lo largo de los próximos tres años se instalen en nuestro país. La Unión Europea ha previsto un presupuesto “de 670 millones” para su atención. Incluso, el Gobierno ha previsto “una cantidad adelantada” para atenderlos “de inmediato” “por si tardan en llegar” esos fondos.