El servicio Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta, ha coordinado un total de 16.695 incidencias en la provincia de Jaén durante el primer semestre del año 2015, una cifra prácticamente similar a la registrada en el mismo periodo del año pasado. “Estos datos confirman que los jiennenses mantienen al 1-1-2 como servicio referente y de confianza en la gestión y coordinación de emergencias”, ha indicado este jueves la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Ana Cobo, durante una visita a las instalaciones.

Los principales motivos de aviso al Teléfono Único de la Junta han sido las asistencias sanitarias (8.640 incidencias) y los sucesos de seguridad ciudadana (2.173). El resto de emergencias gestionadas han estado relacionadas con las incidencias de tráfico (1.457), los incendios (1.155) y los accidentes de circulación (919).  Los demás se han repartido entre rescates y salvamentos o anomalías en servicios básicos, entre otras tipologías.

El mes de enero fue el que registró un mayor volumen de actividad en la sala del 1-1-2 de Jaén, con 3.198 incidencias coordinadas y la franja horaria en la que se concentra un mayor número de sucesos es la comprendida entre las 21 y las 22 horas.

Cobo ha subrayado la labor diaria de todo el personal técnico, de sala y responsables que día a día, que hacen posible la respuesta a los ciudadanos.  En este sentido, ha recordado que 1-1-2 ha conseguido un sobresaliente en la atención que realiza su personal y un notable alto en la gestión integral de las incidencias.

Consejos para un verano seguro

La delegada ha pedido a los jienenses que sigan unas sencillas recomendaciones de seguridad ante los riesgos asociados al periodo estival. En este sentido, ha hecho especial hincapié en la actitud preventiva y de alerta que se debe adoptar frente a los incendios forestales. “Lo primero que debemos hacer cuando veamos humo o sospechemos que estamos ante un incendio es marcar 1-1-2, en estos casos la inmediatez es vital para la pronta resolución de la emergencia”, ha señalado, aconsejando seguir las recomendaciones de los expertos respecto a las altas temperaturas y prestar especial cuidado a la población de riesgo: niños, ancianos y enfermos crónicos.

También ha insistido en que no se deben realizar esfuerzos físicos y, en la medida de lo posible, evitar la exposición directa al sol en las horas centrales del día. Por último, la delegada ha recordado algunos consejos para garantizar la seguridad de los bañistas en piscinas, pantanos y playas. “El baño debe realizarse en lugares autorizados y vigilados. Debemos actuar con prudencia y evitar bañarnos si nos encontramos mal o fatigados”, ha destacado.