EuropaPress-. El Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén ha citado este jueves como testigos a cinco personas por la causa abierta relacionada con los trabajos de la empresa Matinsreg como encargada del mantenimiento de las fuentes en la ciudad de Jaén y en la que aparece como investigado, junto a otras tres personas, el que fuera alcalde de Jaén y actualmente secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya.

Entre las cinco personas que están llamadas a declarar este jueves como testigos a partir de las 9,30 horas, se encuentran el secretario y el interventor del Ayuntamiento de Jaén. Y es que, según recoge el auto judicial, el entonces alcalde, José Enrique Fernández de Moya, “vino ordenando personalmente los pagos a realizar a dicha empresa en contra de los informes y reparos de legalidad que hacía recaer constantemente el interventor del Ayuntamiento”.

Las diferentes comparecencias para declarar en el juzgado, incluida la de Fernández de Moya el próximo 5 de junio, aunque ésta en calidad de investigado, responden a la querella interpuesta por el grupo municipal socialista a finales de 2017 y en la que se apuntaba a pagos “inflados” a la empresa Matinsreg, a la que supuestamente se le había adjudicado a dedo el servicio de mantenimiento de las fuentes ornamentales en la ciudad cuando Fernández de Moya era alcalde de Jaén en 2012.

HECHOS INVESTIGADOS

El magistrado encargado del caso recoge en su auto que en 2012 se designó “de facto” la empresa Matinsreg y a partir de ahí “se facturaba de forma falsa gran cantidad de horas de trabajo no realizadas, de imposible ejecución con el personal de la empresa ilícitamente designada, se incrementaban los costes de los productos empleados y la cantidad de los facturados”.

De esta forma, se provocó que la diferencia en la facturación soportada por el Ayuntamiento de Jaén por el mismo servicio de conservación de fuentes ornamentales, entre una anualidad por la anterior empresa Imesapi y una anualidad de la empresa Matinsreg “haya generado un quebranto patrimonial para el Ayuntamiento superior a 3,6 millones de euros”.

Estos hechos, por los que está investigado Fernández de Moya, además de la teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Jaén Rosa Cárdenas (PP), un técnico municipal y un representante de la empresa Matinsreg, podrían constituir, según el auto judicial, delitos de prevaricación administrativa continuada, falsedad en documento mercantil, malversación continuada de caudales públicos, cohecho y tráfico de influencias.