Cerca de 49.000 personas han visitado la XVII Feria Internacional del Aceite de Oliva e Industrias afines, Expoliva 2015. Eso, sumado al aumento de metros de exposición y de representación internacional, convierte esta edición en “la mejor de su historia”. Así lo creen desde Ferias Jaén, la entidad organizadora de este evento, en el que han participado esta vez 280 expositores de una decena de países distintos.

De ellos, 31 eran empresas extranjeras, seis más que en 2013, año en que también se recibieron menos visitantes de fuera. Así, según datos de la organización, de las 48.890 personas que han visitado la feria, un total de 3.353 son profesionales internacionales, provenientes de 40 países distintos como Argentina, China, Chile, Ghana, India, México, Polonia, Taiwan, Turquía o Uruguay, entre otros. Esto supone un aumento del 300 por ciento.

Este hecho da una pista sobre la relevancia a nivel mundial que tiene una feria para la que se han acreditado un total de 378 periodistas de 113 medios distintos, tanto nacionales como internacionales. Para José Castro, presidente del consejo de administración de Ferias Jaén, estos datos son “excelentes y son el resultado de un trabajo muy duro” por parte de la citada entidad, que ha querido hacer una apuesta clara por el impulso de la exportación.

“Es importante destacar que las empresas importadoras que han asistido a Expoliva 2015 son distintas a las que nos visitaron en 2013, con el objetivo último de intentar abrir al máximo el mercado y que cada vez sean más los países y empresas que conozcan nuestro aceite de oliva virgen extra”, señalaba el responsable de la feria durante la rueda de prensa de presentación de resultados.

En lo relativo al Simposium Científico-técnico que se celebra en paralelo a la exposición, el delegado de Agricultura, Pesca y Medioambiente y Presidente ejecutivo de la Fundación del olivar, Sebastián Quirós, apuntaba asimismo un aumento de un 14 por ciento de los participantes y de un cinco por ciento en el número de ponencias. “A veces, las sensaciones son más importantes que las cifras y, tras hablar con los profesionales del sector, estás son muy positivas”, afirmaba, insistiendo en la importancia de que el Simposium siga ligado a la feria comercial. “Es precisamente este carácter único y específico el que ha permitido a Expoliva continuar durante diecisiete ediciones”, concluía.