La Diputación de Jaén ha lamentado el fallecimiento de la cantaora Rosario López, de la que ha destacado que ha sido “una cantaora jiennense universal y una de las voces más reconocidas del arte flamenco”.

En un comunicado, el presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, ha expresado sus condolencias por su muerte este jueves en la capital. Y junto a su faceta puramente artística, ha recalcado la calidad humana de una persona que siempre hizo gala de su condición de jiennense, “ejerciendo como embajadora de su tierra por todo el mundo”.

Por este motivo, la propia Diputación le concedió el premio ‘Jaén, paraíso interior’ en el año 2010, galardón que se otorga anualmente para distinguir a personalidades y entidades que contribuyen a aumentar el conocimiento y la promoción de la provincia fuera del territorio jiennense.

Desde los inicios de su trayectoria artística, que comenzó de la mano del iliturgitano Rafael Romero El Gallina y bajo la influencia de la también cantaora Pastora Pavón, La niña de los peines, Charo López compartió discos con artistas como Carmen Linares, Fernanda de Utrera o Juan Carmona El Habichuela, entre muchos otros.