EuropaPress-. La Fiscalía reclama nueve meses de tareas socioeducativas para el menor, de 15 años, acusado de originar de manera intencionada junto con otros dos menores el incendio que en agosto de 2017 arrasó 19 hectáreas en el paraje de Jabalcuz, dentro del término municipal de Jaén. A este menor, y por tanto a sus progenitores, se le reclama hacer frente a 183.133 euros en concepto de responsabilidad civil.

Tal y como recoge el escrito de calificación de la Fiscalía de Menores al que ha accedido Europa Press, los hechos se remontan al 13 de agosto de 2017 cuando el menor que va a ser encausado, entonces con 14 años, se encontraba en compañía de otros dos amigos menores de 14 años en cuya casa había pasado la noche.

Precisamente por el hecho de ser menores de 14 años, y por tanto inimputables, es lo que explica que de los tres menores implicados en estos hechos sólo uno se vaya a sentar en el banquillo para ser juzgado como presunto autor de un delito de incendio forestal por imprudencia.

Los tres, según recoge la Fiscalía, se encontraban “paseando por el paraje Jabalcuz provisto de un mochila en cuyo interior llevaba un bote de desodorante y un encendedor así como una cámara de video con la que uno de los menores de catorce años iba grabando”. El objetivo hacer un tutorial y subirlo a las redes sobre lo que se podía hacer con los objetos que llevaban encima. “En un momento determinado, cuando encontró un lugar propicio para experimentar si con tales utensilios se podía producir llamarada y tras comprobar entre él y uno de los menores de 14 años cómo hacerlo”, acabaron haciéndolo. Lo que no calcularon fue que el fuego se extendió rápidamente pese a sus primeros intentos por apagarlo. Lo hicieron en un enclave donde además había cerca numerosas viviendas residenciales.

El incendio afectó una gran cantidad de terreno forestal del paraje El Portichuelo, catalogado como espacio natural protegido y alcanzando a solares e inmuebles de la Urbanización El Vadillo, incluso a un restaurante que tuvo que ser desalojado. El fuego alcanzó a masa arbórea de pinar, si bien no se ha cuantificado económicamente el valor de la parte de terreno forestal de posible titularidad pública afectado.

En la extinción del fuego se emplearon medios materiales y personales, tanto por vía aérea como terrestre, ascendiendo el coste asumido por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía a la cantidad de 24.560’55 euros. Como consecuencia del fuego resultaron afectados y calcinados asimismo olivos, pinos y matorral de propiedad privada valorados en 150.992 euros. A esto se suman otros 7.898 euros que reclama el restaurante. En total, 183.133 euros que se le reclama al menor en concepto de responsabilidad civil y subsidiariamente a sus progenitores que serán los encargados de abonar dicha cantidad en el caso que así se estime en la sentencia una vez celebrado el juicio.