Las primeras estimaciones, según ha declarado el alcalde de Jódar, José Luis Angulo, apuntan a unas 50 hectáreas afectadas por las llamas, aunque se trata de una cifra que tendrá que confirmarse una vez que se de por extinguido. Durante toda la noche han estado trabajando sobre el terreno, tres grupos de especialistas en extinción, formado cada uno por siete hombres, un técnico y un agente de medio ambiente y dos vehículos contra incendios. Los trabajos de extinción durante toda la madrugada se han visto dificultados por rachas de viento de hasta 20 kilómetros por hora que han ralentizado la labor de los especialistas en extinción.

A primera hora de esta mañana se ha incorporado un avión de carga en tierra procedente de Beas de Segura (Jaén) y que se ha retirado una vez que se ha dado por controlado pasadas las 10,00 horas. Sobre el terreno se encuentran trabajando dos grupos de especialistas en extinción, un grupo de apoyo, un agente de medio ambiente y un vehículo contra incendios.

En lo que se refiere al origen del incendio, todo apunta, según ha dicho el alcalde, a su origen intencionado una vez que se han descartado causas naturales. El origen del incendio se encuentra en una zona alejada del paso y por la hora del inicio del mismo, todo parece indicar que ha sido provocado, aunque será la investigación la que determine este extremo y vea si los distintos focos localizados fueron fruto de las pavesas desplazadas por el viento.