El segundo trimestre del año ha dejado 2.400 parados menos en Jaén, donde hay un total de 103.100 desempleados. Es lo que dice la última Encuesta de Población Activa (EPA), según la cual la tasa de paro de la provincia está en 34,56 por ciento, muy por encima de la media nacional, situada en el 22,37 por ciento. La andaluza está en 30,98.

De acuerdo con UGT, el segundo trimestre es muy propicio para la contratación, pues incluye los contratos de
la campaña de verano en hostelería y de la del comercio por el comienzo de las rebajas de verano. Por ello, se siguen preguntando qué tipo de empleos se están creando y con qué condiciones.

“No se puede hablar con contundencia de datos positivos, ya que hay un estancamiento que tenemos que solucionar con medidas activas que garanticen un crecimiento y con el fin de que repercutan en el descenso de parados”, ha señalado, por su parte, el presidente de CSIF Jaén, Joaquín Álvarez.

Por otro lado, la Confederación de Empresarios de Jaén (CEJ) considera que es una buena noticia que el desempleo descienda en la provincia pese a que mantiene un diferencial en la tasa de paro respecto a España de más de 12 puntos. Para la organización empresarial, la situación de la provincia requiere que, junto a planes especiales dedicados a solventar el drama del desempleo con inmediatez, se apueste por medidas estructurales a medio y largo plazo centradas en la mejora y diversificación del tejido productivo para generar empleo y dar estabilidad al mercado laboral.