El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ha iniciado una campaña de recogida firmas pidiendo la concesión del indulto para Andrés Bódalo, condenado por la Audiencia de Jaén a tres años y medio de prisión por un delito de atentado tras agredir al teniente de alcalde de Jódar (Jaén) en el transcurso de una protesta de jornaleros en 2012 con la que se reclamaba más peonadas para acceder al subsidio agrario.
El SAT inicia una campaña de recogida de firmas pidiendo el indulto para Andrés Bódalo Ampliar foto A través de un manifiesto, el SAT no solo pide el indulto, sino también “el cese de cualquier tipo de represión a las movilizaciones sociales y sindicales”. En este sentido, apuntan que “la construcción de la verdadera democracia, la de calidad, necesita en las calles gente como Andrés Bódalo” que “remueva constantemente nuestras conciencias”.
El SAT ha convocado para este sábado una manifestación en Jaén capital para apoyar a Andrés Bódalo, miembro del SAT y concejal de Jaén en Común en el Ayuntamiento de Jaén. La defensa de Andrés Bódalo ya ha presentado el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC) por presunta vulneración del derecho de tutela judicial efectiva, un paso con el que se intenta evitar su entrada en prisión. Lo ha hecho después de que el Tribunal Supremo (TS) haya desestimado el recurso de revisión de condena interpuesto por su defensa ante la sentencia de la Audiencia de Jaén que le condena a tres años y medio de prisión por agredir al teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jódar.
La defensa de Bódalo entiende que se han vulnerado sus derechos fundamentales por no permitirle presentar el recurso de casación al Supremo, pese a que fue un error de la procuradora lo que llevó a que el recurso no se presentara en tiempo y forma ante el citado tribunal. La no aceptación del recurso en el Supremo conlleva convertir en firme la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia.
El objetivo de la defensa de Bódalo es tratar que el Constitucional vea el recurso y ordene a la Audiencia de Jaén que paralice la ejecución de sentencia y por tanto la entrada en prisión en tanto en cuanto se no se resuelva el recurso de amparo. Sin embargo, la interposición del recurso de amparo no paraliza obligatoriamente la ejecución de sentencia, de ahí que la defensa de Andrés Bódalo siga estudiando todas las vías para impedir su ingreso en prisión, incluida la vía del indulto. Para el SAT, tal y como recoge el manifiesto, Andrés Bódalo ha sido condenado “en un proceso judicial instado y apoyado por sus enemigos políticos, concretamente por un ayuntamiento y un político socialista”. Sostiene que durante el proceso en la Audiencia Provincial de Jaén “no quedó demostrada de forma suficiente la autoría material de los hechos por parte de Andrés Bódalo”.

Añaden que el SAT y líderes sindicales como Diego Cañamero o Andrés Bódalo están “en el punto de mira” y hacen referencia a los 654 sindicalistas del SAT “represaliados en los últimos años, los 138 años de cárcel acumulados en peticiones de condenas y una suma de multas cercana al millón de euros”.